Revista THEOMAI   /  THEOMAI   Journal
Estudios sobre Sociedad, Naturaleza y Desarrollo / Society, Nature and Development Studies

número 1 (primer semestre de 2000)  
number 1 (first semester of 2000)
                           

 

 


Procesos de transformación del espacio rural-urbano pampeano.
El caso de la conformación de localidades minero-agrarias en el Partido de Olavarría, Pcia. de Buenos Aires, Argentina.

 

Alicia G. Villafañe *

 

(Trabajo presentado a las VII Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia, Neuquén, Argentina, 22-24 de septiembre 1999)

* Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Argentina

 

 

1. Introducción

Dentro de un programa de investigación que tiene como objetivo el estudio de los procesos de transformación de los espacios urbanos-rurales pampeanos, estamos desarrollando un proyecto que se centraliza en la conformación de localidades del Partido de Olavarría, Pcia. de Buenos Aires.

En el mismo intentamos interpretar este proceso a partir de las relaciones espacio-tiempo, acción-estructura. Es decir considerando las transformaciones que se van produciendo en el espacio a partir de la acción desarrollada por los distintos agentes sociales, institucionales e individuales; así como las modificaciones en los aspectos estructurales de los cuales los actores son parte, produciéndolos y reproduciéndolos (A. Giddens 1995, E. Soja 1996, 1993; H. Lefebvre 1986, A. Pred 1985, D. Massey 1985, E. Sayer 1985.)

En este trabajo nos centramos en dos localidades ubicadas en la denominada zona " serrana" de Olavarría, que se caracteriza por poseer las mejores tierras del Partido y al mismo tiempo, por sus importantes reservas de piedra caliza . Este hecho vuelve particularmente interesante el análisis desde la perspectiva planteada anteriormente, de los procesos que conformaron las localidades allí emplazadas, de las cuales consideramos solamente dos en esta ocasión, Sierras Bayas y Colonia San Miguel.

Hemos ido marcando ciertos momentos críticos en el desarrollo de ambas, en los cuales las relaciones entre la acción de los agentes y la estructructura social así como su relación con el "espacio-naturaleza" se manifiestan con mayor énfasis, abarcando desde sus diferentes orígenes, pasando por las consecuencias que tiene la instalación en la zona de la primer fábrica cementera del país de capital norteamericano, llegando hasta las actuales transformaciones que sufren las sociedades locales y que se pueden considerar consecuencias de la transnacionalización de los procesos económicos y sus correlatos en el campo social , cultural y político. En todos esos momentos intentamos analizar además, cómo van adquiriendo una identidad los actores sociales de ese proceso, al mismo tiempo objetos y sujetos del mismo, y como la expresan, entre otras cosas, en la transformación de los lugares en que viven.

 

2. El trabajo de campo, el Partido de Olavarría y las localidades de Sierras Bayas y Colonia San Miguel. Generalidades.

Las localidades en las que realizamos nuestro trabajo de campo se encuentran en el Partido de Olavarría ubicado en el centro geográfico de la provincia de Buenos Aires. Integra la región geográfica de la "pampa húmeda", tiene una superficie de 7.715 km2 y su relieve se caracteriza principalmente como llanura, estando afectado por las estribaciones de la Sierra de Tandil que en su límit e sudeste toma el nombre de Sierras Bayas y en el centro de Sierras de Quillalauquen. (1)

Hemos vinculado en nuestro trabajo de campo dos abordajes complementarios. Uno etnográfico con el objeto de obtener información de primera mano complementado con fuentes secundarias, mediante los cuales esperamos recuperar la situación actual y reconstruir procesos temporo-espaciales relevantes para nuestro trabajo. El otro, implica la realización de una encuesta a una muestra de habitantes de las comunidades seleccionadas. Fueron 90 encuestas de 120 preguntas sobre una muestra aleatoria en las localidades de Sierras Bayas y Colonia San Miguel. De los datos obtenidos hemos elaborado solo algunos que volcamos en la parte final del trabajo.

El partido tiene una población total de 98.014 habitantes. Sierras Bayas es actualmente una localidad de 4043 habitantes (CN 1990), es una comunidad cuya población fue aumentando en los últimos treinta años, por lo menos hasta el año 1990, no tenemos mediciones censales mas recientes. Está unida por rutas asfaltadas a todas las ciudades importantes de la región y dista 20 km. de Olavarría, 350 Km. de Buenos Aires, 300 Km. de Mar del Plata ( Ver Mapa 2) Es una comunidad que satisface los requerimientos de vivienda de su población (2.93 personas por vivienda), posee red de gas natural y agua corriente, televisión por cable y teléfonos.

El ferrocarril llegó a la localidad en 1898, pero siempre se utilizó principalmente en el transporte de productos de la zona, cal, yeso, piedras y cemento, cuya carga se realiza en las mismas canteras a la que llegan ramales. Hoy la estación de ferrocarril de Sierras Bayas ha sido convertida en Museo y el tren no pasa por ella, pero esto no ha significado un problema en la comunicación de la población ni ha influido en su desarrollo, como sucedió con otras localidades del partido.

Sierras Bayas cuenta con tres escuelas primarias, dos jardines de infantes y dos colegios de enseñanza media por lo que los jóvenes no necesitan migrar para completar sus estudios secundarios.

Existen varias fuentes de trabajo además de la fábrica de cemento, como fábricas de explosivos, pequeñas caleras, canteras, la cooperativa de luz, dos bancos, el correo, la delegación municipal, un pequeño hospital.

Colonia San Miguel se encuentra a 25 Km. de la ciudad de Olavarría y a 5 Km. de Sierras Bayas, estando todo el camino pavimentado. Existen colectivos que la comunican con ambas localidades, pero los habitantes del lugar utilizan mucho el auto particular. Desde 1925 un ramal del ferrocarril pasa por el pueblo para transportar lo producido en la zona, sobre todo el granito de las canteras, pero nunca transportó pasajeros.

Colonia San Miguel llegó a tener cerca de 800 habitantes en 1947 y en Cerro Sotuyo, una cantera ubicada a un kilómetros, se levantó un pequeño caserío, que llegó a tener 155 habitantes (Censo Nacional 1960) y hoy es un pueblito fantasma.

Según el último Censo Nacional 1990, Colonia San Miguel tiene 593 habitantes (2). No ha experimentado un descenso de la población como otros pueblos del Partido. Esto se ha debido a que, dada su proximidad a Sierras Bayas y a varias canteras y fábricas de la zona de Olavarría, su población se traslada a trabajar a esos lugares.

Uno de los límites del pueblo está demarcado por el Arroyo San Jacinto. Mediante un pequeño embalse el Municipio ha construido un Balneario, rodeado de un parque con lugar para acampar, confitería, juegos para niños, parrillas y otras instalaciones.

La iglesia conserva un gran ascendiente sobre la comunidad y entre las fiestas mas importantes esta la del Santo Patrono, San Miguel Arcángel.Los vecinos han organizado una Sociedad de Fomento del pueblo. Tiene una "Sala de Atención primaria de la salud", construida y mantenida por la Municipalidad de Olavarría, atendida por una enfermera que vive en ella y dos médicos que atienden algunos días ya que los comparten con la Sala de Sierras Bayas que dista unos diez kilómetros.

En Colonia San Miguel hay una escuela primaria y un Jardín de Infantes. No hay escuela secundaria. Los jóvenes deben transladarse a Sierras Bayas u Olavarría si desean continuar sus estudios.

Colonia San Miguel y su área de influencia presenta suelos con Aptitud Agrícola, (INTA, Asociación de Suelos), sobre las que se extienden explotaciones agropecuarias que oscilan entre las 50 a 200 has. Frente a Colonia San Miguel se encuentra la cantera de Cerro Sotuyo la cual desde principios de siglo brindó una nueva fuente de trabajo a los habitantes del lugar que muchas veces combinan el trabajo en ella, o en otras industrias de la zona, con el trabajo en sus "chacras"  (3).

 

3. Lo espacial y lo social, lo social y lo espacial"

3.1. Sierras Bayas

La relación dialéctica entre " espacio-naturaleza" y "espacio social" (Lefebvre H. 1986) se ve claramente desde los orígenes de la localidad de Sierras Bayas. Esta localidad, al contrario de muchas de la pampa bonaerense que se fundaron por "decreto", se conformó a partir de agrupamientos de habitantes que rodearon a fines del siglo pasado (1870 en adelante) las canteras y caleras que surgen para explotar los recursos mineros de las lomadas que los nativos denominaron "sierras Bayas" .

Los primeros blancos que se instalaron en la zona, lo hicieron con la intensión de dedicarse a la agricultura, luego, la presencia de minerales hizo que se dedicaran a estas actividades. El primero que se dice comenzó a explotar los minerales que se encontraban en sus tierras fue Don Ambrosio Colombo que elabora cal para blanquear a partir de la piedra caliza  (4).

Otros de los precursores en la actividad fue la familia Aust, que inicia la explotación de canteras también en 1870 aproximadamente. Alfonso Aust elabora por primera vez cal hidráulica pulverizada y apagada, con métodos similares a los que se utilizaban en Europa. Fue también él el que descubrió la posibilidad de fabricar cemento portland a partir de las piedra caliza de la zona. A pesar de poseer el conocimiento técnico, la materia prima y el empuje humano para tal emprendimiento, Aust por falta de recursos financieros no pudo encarar la construcción de la fábrica. Por ese motivo inicia contactos con capitales norteamericanos que son los que finalmente instalan la Compañía Argentina de Cemento Portland en 1917, primer fábrica de cemento en la Argentina.

Como lo expresa Giddens una acción humana puede darse independientemente de la conciencia o inconsciencia de la misma. Distintas acciones hechas sin intención pueden tener consecuencias no buscadas en contextos de un espacio-tiempo mas o menos "lejano". (Giddens A.,1995 p.51). Para Giddens entonces mas que la "motivación" , "razón" o "intención" lo característico de la acción humana se refiere al "poder" y a su situación o "locus". La acción de los actores sociales es humana en la medida en que podrían haber actuado de otra manera o de forma diferente.

"Ser capaz de "obrar de otro modo" significa ser capaz de intervenir en el mundo, o de abstenerse de esa intervención, con la consecuencia de influir sobre un proceso o un estado de cosas específicos. (....) Una acción nace de la aptitud del individuo para "producir una diferencia" en un estado de cosas o curso de sucesos preexistentes. Un agente deja de ser tal si pierde la aptitud de "producir una diferencia", o sea, de ejercer una clase de poder. (...) pero es de primera importancia advertir que circunstancias de constreñimiento social en que individuos "carecen de opción" no equivalen a la disolución de la acción como tal.Carecer de opción"no significa que la acción haya sido reemplazada por una reacción..." (Giddens, 1995, pag. 51)

Lo propio de la acción humana entonces es que exista un momento de poder para introducir una diferencia respecto a un estado de cosas preexistentes, la acción envuelve una capacidad de transformación. El que una persona o grupo en un momento esté constreñido socialmente, no tenga elección, no es lo mismo que no tener poder. Giddens remarca esto así como rescata el valor de las decisiones individuales como generadoras de cambio, frente a lo que opinan algunas escuelas de la teoría social asociadas con el objetivismo y la "sociología estructural"

Seguramente Don Colombo no imaginó que su descubrimiento produjera, como se cuenta, una "fiebre de la piedra" tanto que en 1879 ya había un decreto provincial reglamentando la explotación de canteras en el "paraje Sierras Bayas del Partido de Olavarría" (Libro del Centenario de Olavarría, 1967); como tampoco imaginó las grandes fábricas cementeras y los contingentes humanos que se instalarían alrededor de ellas.

Asimismo, Aust como agente social actuó utilizando los recursos  (5)(Giddens, 1995) de que disponía - conocimientos, materia prima, capital - e intentó en un determinado contexto espacial e histórico " producir una diferencia" con respecto a un estado de cosas preexistentes, que era, valga la redundancia, producir cemento portland en el país. La imposibilidad de contar con uno de los "recursos" , el capital en cantidad suficiente por falta de crédito, hace que encomiende a un intermediario que interese a capitales extranjeros para lograr el objetivo. Finalmente termina vendiendo su cantera, hornos y otras instalaciones a la empresa extranjera.

Otro agente Alfredo Fortabat , pocos años después, con recursos distintos, materia prima en cantidad en los extensisimos campos de la familia de su madre (Pourtalé), capital, y mas que nada acceso al crédito, sin poseer personalmente los conocimientos técnicos los cuales le son brindados por extranjeros, principalmente inmigrantes alemanes y austríacos, logra en 1926 levantar su propia fábrica en Loma Negra a pocos kilómetros de Sierras Bayas.

Biografías individuales (6) y posesión de recursos distintos. Aunque los resultados a nivel individual para cada uno de ellos haya sido muy diferente - uno se constituye en vehículo para que el capital extranjero se introduzca en la región, el segundo "aparece como" originando una empresa con alto grado de incorporación de tecnología, productividad y niveles de ocupación como resultado del trabajo "personal" - ambos produjeron cambios estructurales en cuanto al desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción capitalista en la zona, constituyéndose en buenos ejemplos de la dualidad de la estructura, de la acción de sujetos individuales con "poder" en el sentido de acción transformadora .

Limitémonos al caso de Sierras Bayas. Las sierras abarcan 130 Km. con una altura de 305 metros. El pueblo se fue desarrollando en la parte septentrional de las mismas, con forma de anfiteatro. En el fondo del anfiteatro existe una parte deprimida donde se ubican las canteras de calizas (Ver mapa 2).

Inicialmente, cuando Don Colombo y Aust padre comienzan la explotación de la piedra, llegan al lugar distintos personajes que, o trabajan en las canteras, o se apropian de partes del terreno que, se consideraba fiscal, para su provecho. Lo producido se comercializa en las ciudades. En carros llevaban su producto hasta Azul, donde llegaba el FC del Sud que los transportaba a Buenos Aires.

Surge en 1879 el decreto al que nos referíamos mas arriba que reglamenta en la zona de Sierras Bayas, tanto la solicitud de terrenos para canteras como las condiciones de concesión, bajo la forma de "arrendamiento" . Una relación social diferente a la que se daba hasta entonces, un nuevo "espacio social producido" en la concepción de Lefevbre.

"... el espacio social se produce y reproduce en conexión con las fuerzas productivas ( y las relaciones de producción) Las fuerzas productivas en el curso de su crecimiento, no se desarrollan en un espacio preexistente vacío, neutro o solamente determinado geográficamente, climáticamente, antropológicamente, etc. No hay ninguna razón para separar la obra de arte del producto hasta colocar la trascendencia de la obra.(...)

El dueño de las canteras y caleras, generalmente un inmigrante europeo que había aprendido el oficio en su país de origen, no era propietario de los terrenos que explotaba sino que los arrendaba a la Provincia pagando un canon anual. Trabajaba junto a 15 o 20 obreros, a la par de ellos. La producción era manual, y requería en algunas etapas, mucha experiencia y "conocimiento" del mineral por parte del dueño y de algunos de sus trabajadores.

Había además de la forma directa de contratación en las canteras, otra que aun hoy se conserva , el trabajo por "contrata". El patrón establecía un convenio con un tercero, generalmente algún picapedrero con empuje, al que proveía de herramientas y este subcontrataba la mano de obra. Recibía un pago del patrón de acuerdo a una determinada producción de piedra y pagaba de ahí a sus dependientes, que generalmente eran su propia familia. Todos, patrón, obrero, contratista eran vecinos, se conocían y compartían un espacio, una historia y una forma de trabajo a la que cuestionaban poco.

La instalación de la Fábrica Argentina de Cemento Portland de la Lone Star de EEUU en 1917, produce cambios importantísimos en la región. Desde que comienza a levantar las instalaciones necesita gran cantidad de mano de obra, mucha de ella muy especializada, para instalar grandes máquinas para fabricar el cemento, generar electricidad y extraer y potabilizar grandes cantidades de agua. Se reclutó en diversos lugares de EEUU la mano de obra calificada, electricistas, plomeros y mecánicos. Los habitantes de la localidad e inmigrantes españoles e italianos constituían la mano de obra no calificada

La antigua forma de producción, envasado, distribución y comercialización del cemento, requería gran cantidad de mano de obra disciplinada, que además debía residir cerca de la fábrica debido a las características del ciclo continuo de producción del cemento. Las fábricas de cemento tienen que estar cerca de la cantera, no tienen "movilidad espacial" (D.Massey 1985) con respecto a la materia prima que utilizan y por la forma de producción que tenían entonces, así como el escaso desarrollo de tecnologías en el transporte y de infraestructura de caminos, tampoco la tenían con respecto a la mano de obra.

La necesidad de tener la mano de obra próxima a la fábrica hace que la Compañía levante una villa obrera, otra para los directivos, una escuela primaria y otra secundaria, la Iglesia, el destacamento policial, un Club social y deportivo, al sur de las vías del ferrocarril que ha comenzado a correr en 1914 por el pueblo (Ver Mapa 2).

Las vías segmentan el espacio físico y el social. Vivir del lado de la Villa significaba, no solo acceder a casas de mejor calidad que el resto del pueblo, sino también a servicios que los demás no poseían : calles asfaltadas, luz eléctrica y agua corriente, bien escaso y deseable.

Las vías del ferrocarril entonces, se convirtieron en la frontera simbólica de dos formas diferentes de vida, y "constituyeron ese espacio comunitario diferenciado que dio en llamarse el "pueblo de abajo". (Rosendo R. 1989)

El "pueblo de arriba", al norte de las vías, era el asiento original de los primeros pobladores inmigrantes (ver mapa 2). En él aún se observan las casas de piedra, viejos hornos desactivados, antiguas canteras que aún son explotadas.

Ahí no se tenía agua potable sino de aljibe, recién tuvo luz eléctrica y agua corriente casi en la década del 50. Ahí, no vivían los obreros de "la fábrica", sino los que trabajaban en las canteras y caleras que mantenían su forma de trabajo tradicional, como la describimos más arriba.

En cambio "la fábrica" tiene una forma de trabajo donde los obreros deben adaptarse al ritmo de la máquina. Se trabajaba por turnos, entrando cuando sonaba la sirena de la fábrica y saliendo cuando esta volvía a sonar. La "sirena" establecía los tiempos de la familia, los horarios de comida, de reposo, de diversión etc.

Los obreros, iban todas las mañanas para ver si eran elegidos para trabajar, y se cobraba por hora trabajada. Aprendían mirando al compañero. El personal jerárquico, jefe de secciones y capataces eran extranjeros, muchos ni sabían hablar castellano. Con ellos los obreros mantenían una relación distante.

"Mientras un lugar se transforma bajo cualquier set de circunstancias históricas dadas, las relaciones de poder se encuentran en el corazón de la estructura social. (...) En consecuencia, en todos los niveles, las relaciones de poder no se pueden separar del reino de la acción y de las prácticas cotidianas, del control directo o indirecto del quien hace qué, cuando y donde. Visto de otra forma, una relación social de poder se puede conceptualizar no solo por su capacidad para definir, requerir, permitir, gobernar o de algún modo controlar el tiempo-espacio de otros ,...sino también por su capacidad de prohibir, inhibir, o restringir dicho tiempo y espacio. ."(Pred A. 1985)

En la Villa construida para el personal, las jerarquías sociales están bien reflejadas en lo espacial. Hay "... una jerarquía, social y espacial, desde lo estratégico de la rutina" como señala D. Massey (1985).

Y agrega: "....lo que realmente "se extendía en el espacio" eran las relaciones económicas de propiedad y posesión. Esto es jerarquía de lugares particulares en estas relaciones, vinculadas a la actuación en funciones particulares. Y esos miembros de la estructura directiva que ocupa lugares diferentes dentro de esa jerarquía, también tienen por consiguiente diferentes posiciones respecto al antagonismo global, dentro de las relaciones de producción, entre el capital y la mano de obra. Tales diferencias representan sólo un elemento en la determinación del lugar en la estructura social. Cuanto más cerca se está de la oficina principal, se eleva su status social, y como que las jerarquías tienen una forma espacial, diferenciación social y espacial están claramente relacionadas. " ( D. Massey 1985)

El barrio de los empleados jerárquicos esta constituido por once chalets dispuestos en forma de herradura alrededor de un parque central al que dan los frentes de las casas. Por detrás de ellas corre una calle asfaltada a la que se accede por una barrera custodiada. También en ese perímetro esta el club para los ejecutivos. A ninguno de estos ámbitos tenían acceso los obreros. Desde la avenida que pasa delante de este complejo, es imposible ver las casas, altos cipreses y un bosquecillo custodian la intimidad de los habitantes (7).Este barrio estuvo dotado de luz eléctrica y agua desde su construcción. No había límites en el consumo de energía eléctrica que la Compañía proveía. Todos los artefactos domésticos eran eléctricos, la calefacción central, la cocina etc.

Al lado del barrio para jerárquicos está el Club Social y Deportivo Sierras Bayas, construido por la empresa para sus trabajadores.

Luego del club, que separa unos cien metros el barrio del personal jerárquico de los otros, se levanta otro conjunto de chalets pequeños, cuyo frente si da a la avenida que corre paralela a la vía del tren, que estaban destinados a jefes de menor rango.

Luego otro grupo de viviendas que no son chalets, si no de techo de loza, amplias, destinadas a los capataces o jefes de sección.

Finalmente, siguiendo la avenida un grupo de setenta viviendas para los obreros con familia. Pegadas unas con otras, alineadas en tres manzanas rectangulares divididas por estrechas callecitas. Con techo a dos aguas y pequeñisimos jardines. Para que se imaginen su aspecto, en ellas se filmaron las escenas de la película "Los chicos de la guerra" correspondientes a los escenarios de Puerto Stanley.

A los obreros se les instala la luz en 1928 y podían consumir 25 Kw. por mes. Además había alojamientos para solteros. Uno denominado el Hotel, donde paraban los "temporarios" con mejores sueldos, como los carretilleros "checoslovacos". Tenía un buen bar. En el mismo espacio había dos comedores, uno para capataces y otro para obreros. El otro alojamiento para solteros, era el primer galpón construido por la Compañía con cuartos de cuatro cuchetas. Estaba situado detrás del barrio de los obreros. (R. Rosendo 1989). Todas estas viviendas no eran suficientes para todo el personal de la fábrica.

Alrededor de estos espacios se extendían las quintas de un señor Arrieta el cual las lotea y vende con "garantía de agua" . En este barrio, denominado Villa Arrieta van construyendo sus viviendas los obreros que no viven en la villa de la fábrica.

La vida de la empresa no se vio alterada por grandes huelgas ni otras manifestaciones de conflicto hasta después de 1944. Había logrado una relación obrero-empresa directa, sin "mediaciones", gracias al disciplinamiento de la fuerza de trabajo, la provisión de bienes sociales diferenciados, que solo se tenían si se pertenecía a " la fábrica" : agua, luz, buenas escuelas, diversiones, cine, club, etc. La asociación "fábrica-villa obrera" implicaba la extensión de la influencia de la fábrica de la esfera de la producción , a la de la reproducción, es decir al terreno de las prácticas sociales cotidianas de los actores.

La teoría de la estructuración al subrayar el carácter "productor" de las prácticas sociales cotidianas en un espacio-tiempo que incluyen la reproducción de prácticas situadas, permite comprender las "propiedades estructurales" de los sistemas sociales como un contexto temporo-espacial que las contienen pero que a la vez son resultado de esas prácticas cotidianas, "las reglas y los recursos que se aplican a la producción y reproducción de una acción social, son al mismo tiempo, los medios para la reproducción sistémica ("la dualidad de la estructura")" (Giddens, A. 1995) Al relacionar de esta forma las practicas sociales con la estructura social se puede observar el proceso de reproducción social en el momento de producción de la acción cotidiana.

Como expresamos mas arriba, en esta especial comunidad, la del "pueblo de abajo" ,generada a partir de la instalación de la fábrica y la villa obrera, se observa como la esfera de la producción (relación capital/trabajo, implicaría las formas de pago, modalidad de contratación y modalidad de trabajo en general) y la esfera de la reproducción de los trabajadores (vivienda, educación, ocio, salud) se hallan unificadas bajo el dominio de la empresa.

A pesar de ello, en 1944 los obreros de la fábrica de Sierras Bayas se organizan en un sindicato, el primero de la región (8).

Surge entonces un nuevo actor social, el sindicato, de mucha actuación en los años siguientes, no solo en lo referido a la discusión de condiciones de trabajo como en lo que se refiere a difundir la organización obrera en la región. En 1947 se constituye el Sindicato Único de Obreros del Cemento, Cal y Anexos de Olavarría que comprende a todos los sindicatos de fábrica de la región y en 1953 la unificación nacional bajo AOMA, Asociación de Obreros Mineros Argentinos. En 1948 se discute el primer convenio colectivo de trabajo y se decreta la primer huelga cuando las negociaciones se traban. Junto con este proceso, desaparecen en la región, una serie de formas de contratación de trabajo más relacionadas con el "capitalismo salvaje", como por ejemplo la contratación por día y a dedo, que con las formas de un "capitalismo humanista" que aparece como desarrollándose en la zona. (Neiburg F. 1989).

En las décadas del 50, 60 y 70 la localidad de Sierras Bayas crece, atrayendo ya no a los inmigrantes de ultramar sino a la gente del campo y a los pobladores de los Partidos vecinos. Casi todos se radican en Villa Arrieta atraídos por la posibilidad de trabajar en la fábrica y en las otras industrias que genera la misma, como la fabricación de explosivos, bolsas, transportes, etc.

Si tenemos que realizar otro corte significativo en la historia de la localidad debemos adelantarnos hasta los 80.

La modificación de la forma de producción del cemento, de su envasado y distribución, que se inicia aproximadamente a principios de esa década , marca otro hito en la localidad de Sierras Bayas. Este proceso comienza con la mecanización de toda la sección envasado y despacho lo que resulta en la jubilación o retiro forzado de los trabajadores. Se agudiza en 1992 cuando la fábrica es adquirida por la empresa Loma Negra CIASA. De 947 obreros que tenía la fábrica en 1980 ha pasado a tener en 1997, 306 obreros (9).

La transformación de la forma de la producción por las nuevas condiciones establecidas, implica modificaciones en el terreno de las practicas sociales cotidianas en un espacio tiempo y en el sistema de dominación.

En la fábrica de Sierras Bayas no sólo se ha reducido la cantidad de obreros, el personal jerárquico también ha desaparecido.

La villa de los jerárquicos está vacía, no hay ninguna casa ocupada. El amplio parque común esta cuidado y prolijo, pero vacío. Los muchos chicos que se veían hace 25 años jugando en él, las canchas de tenis ocupadas, las fiestas de casamiento de los hijos del personal jerárquico en el Cement Club, han desaparecido.

Todo el staff ejecutivo esta ahora centrado en Buenos Aires, en las oficinas del edificio Fortabat en Puerto Madero, es un conjunto que dirige todas las fábricas del holding Loma Negra. "La fábrica", para algunos, se ha convertido en un horno complementario del holding.

El barrio de los obreros está ocupado porque en la década del 70 todas las fábricas "privatizaron" sus villas vendiendo o transfiriendo las casas a sus habitantes, desprendiéndose así de costos de mantenimiento comunes y como paso previo, creo yo, a la planificada reducción de mano de obra que se produjo pocos años después. De tal forma que el que continúa viviendo en ellas no tienen que ser obreros de la fábrica.

Hasta el club San Martín, el destinado a los trabajadores de Sierras Bayas, esta ahora dirigido por un retirado de Loma Negra que había que reacomodar. A la gente de Sierras Bayas la mandan a trabajar a Barker, (otra fábrica de Loma Negra), a la de Loma Negra a Sierras Bayas.

Estos traslados espaciales pueden interpretarse como estrategia del capital para "debilitar la resistencia de los obreros" ( D. Massey 1985). Sobre todo teniendo en cuenta que el desarrollo tecnológico en la producción del cemento así como en los transportes lo ha independizado tanto de la localización espacial en cuanto a la materia prima como a la mano de obra.

Con respecto a la relación entre la organización espacial de la producción y la estructura profesional D. Massey (1985) subraya el aumento que desde los 60 se ha producido en la diferenciación espacial de las estructuras profesionales dentro de las empresas. En algunos casos se ha dado por la diferenciación dentro de las mismas firmas de distintas fases de producción; en otros se ha jerarquizado las plantas de acuerdo a ciclos de producción; otro sería el caso de gran número de plantas cada una produciendo el mismo artículo, que sería el caso de Loma Negra CIASA y sus siete fábricas distribuidas por el país, pero según D Massey en todos los casos lo que se observó fue que las jerarquías directivas se extendieron fuera del espacio. Esto correspondería al caso de los "jerárquicos" en general, concentrados en Buenos Aires, como decíamos antes.

Ya no se necesitan los obreros cerca de la fábrica. Yo diría que ya no se necesitan obreros. Todas las tareas son mecánicas y dirigidas por computadoras. Una sola persona maneja todo el centro de distribución y carga del material producido. Entrar al control de los hornos de cemento es como entrar en la NASA. Algún movimiento humano se detecta en las canteras, pero al mando de enormes palas mecánicas y de los enormes "volquetes", camiones especiales para conducir piedra cuyas ruedas llegan a tener 2 mts. de diámetro. Hasta los explosivos han cambiado, las fábricas de explosivos ya no tienen sentido, tienen camiones especiales en los que llevan los explosivos sofisticados e importados. Son colocados por personal entrenado, de los mismos que los venden.

Caminar por las calles del "pueblo de abajo" es como andar por un pueblo fantasma.

El "pueblo de arriba" , el que antes lo envidiaba por su luz y su agua, aparece activo con su calle principal con pequeños negocios, la plazoleta donde se reúnen los jóvenes y se alinean los "remises", resultado de la inversión del monto recibido por el retiro forzoso.

Sierras Bayas fue una comunidad donde "el trabajo" era lo característico, actualmente es una localidad donde funciona un comedor de Caritas para desocupados y en la cual, al decir de uno de nuestros entrevistados, se está manifestando un quiebre entre generaciones, "la generación de nuestros viejos era la de los obreros, la nuestra es la de los desocupados."

Alrededor del 50% de las personas que hemos entrevistado no tiene trabajo (10), de ese porcentaje el 72% son mujeres y el 76 % tiene menos de 39 años de edad. La desocupación, según los datos arrojados por las entrevistas, se hace más evidente en la franja de población que va de los 19 a los 39 años.

Ante la escasez de trabajo, la "flexibilización" ha llegado a todos. De las personas que tienen trabajo, el 71% lo hace a tiempo parcial (11).

Los reclamos ante esta situación se dirigen mas hacia el gobierno municipal que a las empresas o al gobierno nacional.

El " Impuesto a la piedra", que percibe la Municipalidad por la explotación de recursos naturales no renovables como la piedra caliza y el granito, "debería haber sido utilizado para generar nuevas fuentes de trabajo en las localidades serranas y no para solucionar los problemas de la ciudad de Olavarría", opina la gente.

Muy pocos se preguntan porqué las empresas no reinvierten parte de lo que ganan en las localidades.

Un problema que está manifestándose entre los habitantes, aunque existió siempre, es el de la contaminación del medio ambiente. La polución producida por las fábricas, la calidad del agua, etc. son percibidas cada vez con mayor intensidad por los pobladores del lugar. Consideran a las empresas como responsables y a los gobiernos municipal y nacional como principales ejecutores de una política de protección del medioambiente.

Al mismo tiempo que observamos una posición fuertemente crítica de las autoridades municipales, no existe una movilización de la población. Son escasas las personas que participan en actividades políticas o en la generación de grupos, asociaciones u organizaciones que intenten la solución de los problemas planteados.

La colaboración se da principalmente entre parientes para establecer pequeñas empresas familiares. Asimismo existe mucha colaboración de los padres con los hijos, que en situaciones normales ya estarían emancipados económicamente. Ante la falta de trabajo de los jóvenes, los ayudan instalándoles negocios, dándoles una parte de la casa para vivir cuando se casan , y si no se casan se observa que la permanencia de los hijos en el hogar paterno se extiende hasta la adultez.

A pesar de todas las dificultades la posibilidad de migrar de la comunidad solamente es contemplada en caso de que se presente una excelente oportunidad laboral. Se valora la seguridad del lugar, la posibilidad de integrarse a la comunidad y la oportunidad de obtener aunque sea empleos temporarios. Asimismo existe una serie de normas de comercialización de los productos y servicios básicos no escritas, el "fiado" o pago diferido hasta que se cobre, la venta en varias cuotas etc.

Los pobladores que tienen un ingreso estable realizan la mayoría de sus compras en la ciudad de Olavarría porque consideran que los precios son mas bajos en los grandes supermercados .

Un marcado conflicto entre la autoridad municipal y los habitantes de la localidad se hace evidente en Sierras Bayas.

En el caso de las localidades con las que estamos trabajando, todas pertenecen al municipio de Olavarría, que tiene un Intendente como poder ejecutivo y un cuerpo legislativo, el Concejo Deliberante. El Intendente y los Concejales son electos democráticamente. En cada localidad hay un "Delegado Municipal", designado por el Intendente, no elegido por los pobladores.

Esto es particularmente conflictivo en Sierras Bayas que además de ser una localidad de 4000 habitantes, tiene vocación de autogobernarse. Consideran que el no tener autoridades propias, elegidas por ellos, y no por el "Intendente de Olavarría", que conozcan y se interesen por los problemas de la localidad, es un freno al desarrollo de la misma.

Sin embargo, si uno analiza el destino de los "recursos municipales" (12) puede observar como la localidad de Sierras Bayas ha sido beneficiada desde hace años con diversas obras reclamadas por sus habitantes. La construcción del hospital, pavimentación y repavimentación de calles, planes de vivienda, etc. La localidad, actuando como agente social, utiliza el recurso de su reconocida afiliación peronista para lograr ventajas, ante un intendente radical que a pesar de haber sido reelegido varias veces, nunca pudo ganar en ella.

Según "el modelo" de desarrollo global, (Martin F. ) factores como la educación, salud etc. deben ser manejados a nivel provincial o regional para ser funcionales. En el caso argentino el Estado Central ha delegado en las administraciones provinciales y municipales la educación, la salud de la población y los "posibles planes" para palear la desocupación para los cuales las municipalidades no están preparadas. Esto se ha hecho sin transferir a los municipios los medios económicos necesarios, ni la formación de recursos humanos, ni planificar políticas en ese sentido, ni generar o permitir el surgimiento a nivel local de instituciones que vehiculicen los reclamos e iniciativas de los ciudadanos ante las nuevas situaciones planteadas y sumado a esto, lógicamente, sin el poder de controlar o influir en las políticas de las empresas.

A esta situación se suma la debilidad de las asociaciones representativas de los obreros. Un agente social que ha perdido "poder" en cuanto recursos, es el sindicato local a cuyo origen y desarrollo nos referimos mas arriba. Nos explicaban los dirigentes que en un mercado de trabajo "flexibilizado", ante un reclamo gremial las empresas responden con la "suspensión" del trabajo, lo cual perjudica a sus asociados y ante lo cual se quedan sin respuestas. Estaban intentando organizar una cooperativa de trabajo pero se quejaban de la escasa participación de la gente.

 

3.2.Colonia San Miguel

La localidad de Colonia San Miguel, como la de otras de su tipo en el partido, Colonia Nievas, Colonia Hinojo, tiene su origen en el asentamiento de colonos "alemanes del Volga" instalado por el gobierno argentino de acuerdo a su política de "europeizar" la pampa. A partir de 1877 las tierras que ocupaban las tribus de Catriel, las mejores de la zona, son entregadas a estos colonos por el gobierno Nacional.

Los "alemanes del Volga", eran agricultores de origen alemán que habían sido instalados por Catalina II en tierras pertenecientes a la corona rusa en la región del Volga. Habían partido de su lugar de origen, para conservar la religión católica, su lengua y su forma de vida comunitaria. Cuando el Imperio Ruso les abole las franquicias que les habían otorgado al respecto, un gran número de ellos emigra y recalan en el sur de Brasil. El gobierno de Buenos Aires atrae a una parte del grupo al que les ofrece esas tierras cercanas a Olavarría y otras en el sur de Entre Ríos. Las tierras que se le otorgan a los colonos (13) constituían el 6.8% de todo el partido de Olavarría, el resto ya estaban ocupadas por blancos, y fueron divididas en 1251 chacras (14) de 47 has. cada una.

Lo original de estas localidades, en Colonia San Miguel se puede observar muy bien, es que fueron diseñadas al estilo de los pueblos de arrendatarios rurales europeos, similar a las "villas nucleadas" que describe Allan Pred (1985) en Suecia, o a las que pueden observarse en Inglaterra o en Europa Central.

En el caso de Colonia San Miguel, el territorio otorgado a los colonos se dividió en cincuenta chacras de 47 hs. Una de esas chacras se destinó a asiento del poblado. Es el núcleo de población donde residen las familias campesinas que van a trabajar su tierra ubicada a diferentes distancias de la misma.

Esta situación no es la que se ha dado en el espacio agrario pampeano donde cada explotación poseía su casco donde se ubicaban los distintos edificios destinados a vivienda familiar, galpones, vivienda para el personal etc.

Crónicas de la época señalan a doce familias colonas como las fundadoras de la población de Colonia San Miguel. Coherentes con su arraigado catolicismo, a la entrada del pueblo levantaron una cruz cristiana para enfrentar al "indio malo". La Colonia, fue diseñada en una planta de tipo "damero" . Estaba, y continúa igual, constituida por once manzanas. 

La iglesia fue el primer edificio que levantaron en conjunto los colonos, estuvo terminada en 1884, fue destruida por un incendio y rápidamente reemplazada. Es el edificio mas importante, construida en la calle principal, a su alrededor se levantaron las casas de adobe y de piedra de los colonos. Algunas de ellas aun se conservan pudiendo observarse en sus puertas y ventanas, arcos de forma conopial y figuras de cigüeñas en sus techos, que rememoran mas a Europa central que a los pueblos pampeanos.

Como señala A. Pred (1985) "El Conjunto de edificios, normas de uso de la tierra y vías importantes de comunicación que constituye el lugar como escena no puede surgir completamente de la nada y detenerse en el alguna vez natural paisaje. El lugar siempre representa un producto humano; siempre involucra una apropiación del espacio y la naturaleza que es inseparable de la reproducción y transformación de la sociedad en tiempo y espacio. Como tal, el lugar se caracteriza por el ininterrumpido flujo de la práctica humana - y de la experiencia - en tiempo y espacio. "

Muchas de las casas de la Colonia están construidas en piedra sobre un amplísimo terreno que asegura que todas las actividades necesarias para proveer al grupo familiar se pueden realizar. Conservan una distribución del espacio en la cual la vivienda familiar, los galpones para guardar la maquinaria agrícola y los establos, dan a un patio central al que se accede por un gran portal. Esta forma no es la característica de las viviendas pampeanas en las cuales, ya sea en el campo como en los pequeños pueblos, las edificaciones, según su uso, están bien diferenciadas y espaciadas entre sí.

Los colonos ruso-alemanes, porque después llegaron de otras nacionalidades con culturas e historias diferentes, transformaron también el espacio adoptando formas de producción no comunes a la región. La organización del trabajo familiar de la chacra colona, poco tenía que ver con la forma de trabajo en las estancias ganaderas tradicionales que existían en el resto de la región.

Viajeros de la época como Zeballos subrayan el trabajo de la mujer colona y su participación en la explotación familiar "... a cuyo espectáculo en esas formas no estamos habituados en nuestros país..."mientras su marido trabaja la tierra ..."la mujer abastece los contornos de productos de la tierra y de corral y se traslada a grandes distancias manejando sus carros livianos y de formas espaciales, en los cuales las acompañan los hijos menores..." "El tiempo y el trabajo que gana un colono con el concurso de la mujer es equivalente al doble de lo que ganaría por si solo" (E. Zeballos 1960)

Este relato, aunque puede ser tendencioso por la marcada admiración del relator por todo lo extranjero, muestra refiriéndose a las colonias ruso - alemanas de Olavarría una distribución del trabajo en forma familiar y con participación de la mujer de forma notable.

Frente a esta, la estancia ganadera tradicional, era de enormes dimensiones porque se habían constituido en el territorio de actual partido de Olavarría a partir del régimen de "enfiteusis"   (15) , que posibilitó que grandes extensiones quedaran en pocas manos. En 1877 (16) se localizan en la región de Blanca Grande, primer asiento poblacional de la región, y adyacencias cerca de diez propiedades de antiguos enfiteutas cuya extensión varía de 6000 a 30.000 has. y que se extienden hasta el actual emplazamiento de la ciudad a 62 Km.

Los colonos que eran agricultores, obtuvieron excelentes cosechas en 1878 y 1879 lo que les permitió pagar sus tierras. Asimismo introdujeron segadoras, arados y para trasladarse esos carros que asombran a Zeballos, de cuatro ruedas, mas livianos que los conocidos en el país. En 1882 los colonos son obligados a alambrar sus propiedades.

A un kilómetro de la Colonia, en Cerro Sotuyo, se comienza a explotar a principios de este siglo una cantera. Esto trae una modificación importante en el espacio de la región porque no solo da origen a una nueva población debido a la gente que se radica para trabajar en ella, sino también porque los "colonos" o sus hijos complementan su ingreso con el trabajo en la cantera. Esta situación se comprueba en nuestros días ya que cerca de 14 vecinos de la Colonia trabajan en la cantera y son además propietarios de chacras a las que arriendan o hacen producir.

La población de Cerro Sotuyo llegó a ser de 155 personas en 1960, hoy debido al limitado uso de la mano de obra en las canteras, es un pueblo fantasma.

La población de Colonia San Miguel se ha mantenido estable desde 1960. Esto se ha debido a que, dada su proximidad a Sierras Bayas y a varias canteras y fábricas de la zona de Olavarría, se ha convertido en un pueblo "dormitorio".

Además del trabajo en la cantera, en la localidad hay 13 comercios al por menor y 2 en el área de servicios personales (1993, M. de Olavarría) los cuales están atendidos por sus dueños que dan trabajo a quince personas. Asimismo, los puestos de trabajo en la área de servicios públicos, educación y salud, ascenderán a 6 más. Sin embargo según una medición a nivel local realizada en 1997 (17), de los habitantes de la comunidad trabajan 164 personas, lo cual nos confirma lo observado en nuestro trabajo de campo de que un gran número de habitantes de la comunidad trabajan fuera de ella.

Los espacios de sociabilidad de la Colonia están constituidos por la Iglesia, el Balneario al que nos referiremos mas tarde, un club social y deportivo y algún bar.

La iglesia conserva un gran ascendiente sobre la comunidad y entre las fiestas mas importantes esta la del Santo Patrono, San Miguel Arcángel. La otra fiesta importante en la comunidad es "el día del colono" en el cual se realizan distintas actividades, ferias del plato donde se distinguen comidas y conservas tradicionales, etc.

Los vecinos han organizado una Sociedad de Fomento del pueblo y las cooperadoras de las escuelas y Jardín de Infantes son sumamente activas. Están organizando cursos de alemán, para recuperar la lengua " madre" y de bailes típicos alemanes para los chicos. Se conservan muchas de las tradiciones transmitidas por los mayores, desde las comidas, canciones y relatos, hasta la huerta y el gallinero.

La reorganización de la forma de producción de las grandes fábricas de cemento, así como de las otras industrias de la zona, golpea a la población de la Colonia que busca una salida a la crisis ya sea en una forma combinada de trabajo agrario-industrial, en la intensificación de las actividades de subsistencia; o aprovechando su patrimonio cultural, edificios y tradiciones, organizarse en un emprendimiento turístico.

 

4. Conclusiones

En este trabajo hemos podido observar como el espacio se va construyendo a partir de la prácticas individuales e institucionales, así como de las características estructurales de las cuales son parte y a la vez producen y reproducen.

Como los actores del proceso son al mismo tiempo objetos y sujetos, van adquiriendo una identidad a través de su desarrollo en la sociedad y lo expresan en la transformación de los lugares en que viven.

Como dice E. Soja "... la espacialidad sitúa la vida social en un terreno activo donde la entidad humana, con fines determinados, se mezcla en forma problemática con las determinaciones sociales con una tendencia para dar forma a la actividad cotidiana, particularizar el cambio social y grabar en su lugar el curso del tiempo y la construcción de la historia.

Estar vivo es participar en la producción social del espacio, formar y ser formado por una espacialidad en desarrollo constante que constituye y concreta la relación y la acción social."( E. Soja 1985)

 

5. BIBLIOGRAFÍA

BECKER Bertha : "A crise do estado e a regiao - a estratégia da descentralizacao em questao"Revista brasileira de Geografia. No. 1, 1986

DEAR M.J.,  MOOS A.: " Structuration theory in urban analysis: 2. Empirical application"Society and Space , 1986

FAGAN R. y Le HERON R."Reinterpreting the geography of accumulation: the global shift and local restructuring". Society and Space, vol 12, pag. 265-285- 1994

GIDDENS A. : La contitución de la Sociedad Editorial Amorrortu, Buenos Aires, 1995

GIDDENS A. y TURNER,  J.: La Teoría Social hoy. Alianza ed. Madrid 1989

LEFEBRVE, Henri : La production de l’espace. Ed. Antropos. Paris, 1986

MASSEY Doreen: : "New directions in space", en Gregory D. y Urri J. Social Relations and Spatial Structures London 1985

MARTIN,  F. : "L’impact régional de l’Accord de libre’échange nord américain (ALENA) selon le paradigme régional-international". Canadian Journal of regional Science. Vol. XV N°1 Spring/Printemps 1992

McMICHAEL, P. & MYHRE, D.: "Global regulations vs. the Nation State: Agro-Food Systems and the New Politics of Capital". Capital & Class 43 (Spring) 1991.

NEIBURG,  F. : Fábrica y Villa Obrera: historia social y antropología de los obreros del cemento. Buenos Aires, CEAL, 1989

PRED, Allan : "The social becomes the spatial, the spatial becomes the social: Enclosures, Social Change and the Becoming of Places in Skane"

GREGORY,  D. y URRI,  J.:   Social Relations and Spatial Structures. London, 1985

ROSENDO, Ricardo: Un caso de dominación y el sindicalismo peronista. Mimeo tesis de

Licenciatura UBA 1989.

SAYER, Andrew: : "The difference that space makes" en Gregory D. y Urri J. Social Relations and Spatial Structures" London 1985

SOJA,  E. : "The spatiality of social life: towards transformative retheorisation" en Gregory D. y Urri J. Social Relations and Spatial Structures. London, 1985

SOJA,  E. : Geografías pos-modernas A reafirmacan do espaco na teoria social crítica. Jorge Zahar ed. rio de janeiro, 1993.

SOJA,  E. : "The Trialectics of spaciality", en Thirspace, Blackwell Publishers, 1996.

 

5.1.: Documentos

"El libro del Centenerio de Olavarría "Municipalidad de Olavarría 1967

Datos y Mapasdel Departamento de Planeamiento Urbano de la Municipalidad de Olavarría

"Atención periférica de la Salud" Municipalidad de Olavarría

"Colonia San Miguel en cifras", (Instituto Privado Sierras Bayas 1998)

"Plano Topográfico de la Blanca Grande 1877. Dirección de Geodesia de la Prov. de

Buenos Aires."

 

Notas

1. Las líneas de crestas formadas por las sierras mencionadas constituyen la grandes divisorias de aguas que seccionan hidrograficamente al Partido de Olavarría. A partir de dichas líneas se extienden, una zona de sierras que representa el 5% del territorio del partido con una pendiente del 5%; una zona intermedia que comprende el 15% del Partido y tiene una pendiente del 2 al 5 % y zonas llanas que cubren el 80% restante del partido cuya pendiente oscila entre el 0 y el 1%. En la zona de sierras se encuentran Sierras Bayas, y en la intermedia Colonia San Miguel. Las obras de infraestructura de todo el partido de Olavarría, principalmente los caminos, han modificado las condiciones naturales de escurrimiento del terreno. Esto provoca la insuficiente evacuación de enormes caudales de agua lo que ha provocado inundaciones graves en los años 1919, 1946, 1955,1957, 1963, 1980 y 1985. Estas últimas arrasaron el casco urbano de la ciudad de Olavarría, provocaron daños en puentes, caminos y vías férreas, produjeron gran mortandad de ganado y destrucción de cultivos.

2. Otra medición realizada recientemente (1998, Colonia San Miguel en Cifras) se refiere a 470 habitantes. Esta diferencia puede deberse a diferentes criterios para considerar el radio censal

3. "Chacra" se denomina a la explotación agropecuaria dedicada sobre todo a la agricultura y de una extensión de 50 a 200 has. que para la región pampeana puede considerarse de tamaño mediano.

4. Tanta era su vocación agrícola que se cuenta que una vez que fue atacado por los Catriel, dueños originarios de esas tierras, se defendió utilizando una segadora y engavilladora Wood.

5. La dualidad de la estructura en relaciones de poder es expresada por Giddens en términos de recursos, propiedades estructurales de sistemas sociales, que agentes entendidos utilizan y reproducen en el curso de una interacción. El uso del poder caracteriza a toda acción, y el poder mismo no es un recurso, recursos son medios a través de los cuales se ejerce poder, como un elemento de rutina de la actualización de una conducta en una reproducción social. (Giddens,1995, pag. 52)

6. "La formación de la biografía individual que incluye adquisición del lenguaje, desarrollo de la personalidad, la evolución de uno no siempre articulada ideología y el desarrollo de la conciencia, es una junto con la transformación del lugar. Las biografías se forman a través de la transformación de lugares y los lugares se transforman gracias a la formación de biografías". (Pred A. 1985)

7. Cuando realizamos el trabajo de campo intentamos fotografiar este barrio desde afuera, fue imposible, ni desde el frente ni desde los fondos que estaban rodeados de un alto alambre con una tupida enredadera.

8. El de Loma Negra se constituye un año después, y el de Calera Avellaneda, fábrica que se construyó en 1930 poco tiempo después.

9. Datos del sindicato AOMA Sierras Bayas.

10. Este no es el índice de desocupación, el índice oficial es del 17%.

11. Los entrevistados consideran " trabajo de tiempo parcial" al hecho de estar en disponibilidad de la fábrica; siendo convocados únicamente cuando la empresa requiere de un incremento de mano de obra para la producción.

12. Analizamos la distribución de recursos del municipio de Olavarría correspondientes a 1996.

13. En 1892 las familias del cacique Chipitruz que habían vivido originariamente en la tierra ocupada por los colonos solicitan que se les conceda los mismos beneficios que a ellos, bueyes, semillas, y un área donde sembrar, pero esto no les es concedido. (Archivo Histórico de Olavarría. 50 Años de Historia Olavarriense. 1986 )

14. La chacra colona se dedicaba principalmente a la agricultura y se caracterizaba por el trabajo familiar. Los colonos introducen segadoras, arados y logran excelentes cosechas de trigo que les permiten pagar los subsidios que les habían otorgado para pagar las tierras.

15. El régimen de enfiteusis, era un sistema implementado por el gobierno de Buenos Aires para obtener renta de tierras que no podía vender ni donar porque garantizaban la deuda pública. Los terrenos de grandes extensiones, la mínima eran 2300 has., se otorgaban mediante el pago de un canon invariable por veinte años, prorrogables a otros diez. La renovación del contrato era ilimitada, se extendía a los descendientes del enfiteuta y les daba derecho de prioridad para adquirirla cuando el gobierno pudiera enajenarla. Lentamente los enfiteutas se convirtieron en propietarios y sus grandes propiedades fueron la base sobre la cual se distribuyó la tierra en la pampa argentina..

16. Plano Topográfico de la Blanca Grande 1877. Dirección de Geodesia de la Prov. de Buenos Aires.

17. "Colonia San Miguel en cifras", (I.P.SB. 1998)

 

 

Portada/Cover            Editorial              Contenido/Contents  
Instrucciones para los autores /Instructions for Authors   Consejo Editorial/Editorial Board




Theomai: palabra de origen griego que significa ver, mirar, contemplar, observar, pasar revista, comprender, conocer
Theomai is a word of greek origin wich means: to see, to contemplate, to observe, to understand, to know


Revista Theomai es una publicación de la Red de Estudios sobre Sociedad, Naturaleza y Desarrollo

Theomai Journal is published by  Society, Nature and Development Studies Network
Coordinadores/Coordinators: Guido P. Galafassi, Adrián G. Zarrilli.

Universidad Nacional de Quilmes