Revista THEOMAI   /  THEOMAI   Journal
Estudios sobre Sociedad, Naturaleza y Desarrollo / Society, Nature and Development Studies

 

número 2 (segundo semestre de 2000)  
number 2 (second semester of 2000)
                           

 


La estructuración territorial del partido de Quilmes
a fines del siglo XIX y principios del XX



Cintia Russo*




* Universidad Nacional de Quilmes.
Crusso@unq.edu.ar

 

I. Introducción: Territorio y medio ambiente

Quilmes es un Curato con población
de seis y ocho ranchos, situado
sobre la costa del Río al sur de la Capital,
y a tres leguas de distancia.
Su posición es en un alto, plano y seguido
que domina la costa. Desde lo alto
hay cuatro cuadras a la orilla del bañado
es el que resguarda todas nuestras costas,
que se ha creído impracticable"

Mariano Moreno, Memoria sobre la Primera invasión inglesa

 

El territorio o espacio geográfico, en tanto escenario donde se despliegan los procesos naturales y sociales, se explica en la medida en que se comprende su compleja interrelación. En consecuencia, el territorio no es ni la naturaleza ni la sociedad, ni su articulación mecánica.

La noción de territorio que utilizaremos supone categorías y niveles de análisis de los fenómenos que intervienen en su determinación: legalidad, temporalidad y espacialidad. Esta concepción parte de regularidades sociales y naturales, y en una segunda instancia implica la construcción del objeto, donde se estudian estas realidades a diferentes escalas. A nivel macro, se analizan los procesos, a nivel medio los aspectos políticos y estratégicos y a nivel micro la racionalidad de los grupos y actores sociales. A partir de estas dimensiones históricas, socioculturales, económicas, políticas y naturales, la espacialidad y la temporalidad contienen y definen el propio concepto de territorio.

En el patrón territorial se verifica, así, una combinación específicaf de atributos sociales, económicos, físicos y naturales, comunes sobre toda su extensión, que se incluye en una organización espacial más amplia. Ésta implica así una determinada lógica de ocupación de factores de localización y de atractividad territorial (Bozzano, 1999).

Desde esta perspectiva, la estructuración territorial supone la explicación de un cuadro espacial y temporal no inferior a una cierta escala geográfica e histórica. Por ello, partimos de una aproximación conceptual que nos permita articular la compleja trama de interrelaciones entre lo social y lo natural.

La región que identificamos en estas páginas, está marcada por limites jurisdiccionales, el partido de Quilmes, y por un horizonte temporal que abarca las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del XX. Las dinámicas centralmente organizadoras de este territorio giran en torno a dos procesos característicos del paradigma modernizador: la urbanización y la industrialización. El trabajo se divide en tres partes: una primera caracterización del territorio, en términos de medio natural y socialmente construido que abarca la jurisdicción del partido de Quilmes desde sus orígenes; luego analizamos las mutaciones del progreso, la infraestructura que hizo posible la dinámica territorial posterior; y la urbanización e los inicios de la industrialización del partido. Nos detenemos brevemente a considerar el caso de la Cerveceria Quilmes.

Las conclusiones se presentan a modo de reflexiones con final abierto ya que este artículo resulta sólo el inicio de un largo sendero de investigación que pretendemos culminar en una tesis doctoral.

 

***

Quilmes fue declarada ciudad el 2 de agosto de 1916. La nueva denominación le llegaba prácticamente en el centenario, al cumplirse 104 años, de su condición de pueblo libre en 1812 y a más de dos siglos de la llegada de los indios Quilmes.

El partido comprende un territorio definido a partir del decreto de 1865 Nº, se articulan en él fenómenos naturales y sociales con diferentes temporalidades y espacialidades: el ecosistema de la costa sur del Río de la Plata, el reparto de tierras coloniales, la instalación de la Reducción de los Quilmes, el asentamiento de la población, las actividades agrícolo/ganaderas, las estancias, la llegada, a fines del siglo XIX, del ferrocarril, el telégrafo, los talleres y fabricas, los caminos y los inmigrantes.

Desde la margen derecha del Riachuelo hacia el sur y sudeste, se extendían las tierras comprendidas en los Pagos de la Magdalena, creado hacia 1611, sin limites establecidos en el extremo opuesto y en todo caso hasta el río Samborombón y posteriormente el Salado. El actual partido de Quilmes se ubicaba al norte de esta delimitación jurisdiccional, donde hacia 1580 no existía casi población indígena.

Los pagos de la Magdalena eran una gran planicie suavemente ondulada y sin árboles, con altos pastos y clima templado. El bañado sobre la costa del Río, en una estrecha franja de aluvión de un ancho de dos o tres kilómetros, abarcaba las barrancas de la llanura y la costa del Río de la Plata. Es una zona fácilmente anegable. A finales del siglo XVI desde Punta Indio hasta el Riachuelo de Barracas, se prolongaba un monte ribereño natural en casi toda la costa del viejo pago, zona de bañados y pantanos.

El pueblo de Quilmes ubicado a 20 kilómetros de la Capital sobre la costa del Río de la Plata se edificó en terreno alto, desde la base de la barranca hasta la orilla del río, y la parte baja fue ocupada desde fines del periodo colonial por chacras y quintas. Este bañado que frecuentemente se inundaba, por las repetidas crecientes, se fue elevando a lo largo del tiempo, sobre su antiguo nivel.

Hacia 188o el monte natural había sobrevivido en algunas zonas pero ya en 1920, con la influencia del turismo en la ribera quilmeña, existían sólo unos 100 metros entre las vías del tranvía y la lengua de agua. Hoy sólo se conserva un vestigio de este monte en una reducida porción de la costa de Punta Lara.

Entre fines del siglo XVI y fines del XVII, el pago de la Magdalena estaba casi despoblado, sólo había algunas estancias y la población indígena en esta zona era casi inexistente (1). En 1666 se inicia la creación del primer centro poblado, al establecerse la Reducción de la Santa Cruz de los Quilmes, con los indios de ese nombre (2). En 1778 se realizó un censo, antes de la separación de las parroquias y se determinaron los límites de cada jurisdicción en el pago de la Magdalena (3). Las jurisdicciones de la campaña, los pagos, eran extensiones más o menos grandes de tierras con limites imprecisos. Desde 1730 se anotan los curatos y parroquias de campaña, y luego se crean nuevas parroquias cuando el concepto de partido, es decir de jurisdicción territorial a cargo de una autoridad civil, queda bien establecida (4). En 1766 el cabildo de Buenos Aires decidió atender el servicio de policía y cuidado de la campaña al sur del Riachuelo designando un alcalde de hermandad, la primera autoridad civil española en esta extensa zona. Hacia 1780, se crean las parroquias de San Vicente y de "La Isla" origen posterior de los pueblos de San Vicente y de Magdalena actuales.

A fines del siglo XVIII el cruce del Riachuelo se hacía en canoa y para 1791 se inauguró el primer puente que facilitó el tránsito hacia Buenos Aires. El puente Galvez, se encontraba casi en el mismo lugar que el actual Puente Pueyrredón. Desde allí el camino llegaba hasta la desviación en Punto chico y hacia la izquierda nacía el de la Reducción de los Quilmes (camino de media luna) y luego seguía hasta Ensenada, Magdalena y guardia de la Atalaya, principal acceso hacia la frontera de Chascomús. (Craviotto, 1969: 106).

Según el Telegrafo Mercantil del 11 de ocutbre de 1801, en la zona del bañado de Quilmes se podían cazar los siguientes productos para la obtención de cueros: vizcachas, venados, zorros, zorrillos, nutrias muy abundantes en las costas del Riachuelo y arroyos, perros cimarrones, cuyos cueros sirven para botas, cisnes, perdices gaviota por sus plumas (citado por Craviotto, 1969, p. 109).

Al comenzar 1810 el partido de Quilmes tenía todavía la extensión de la parroquia creada en 1780, la que subsistió hasta la creación del partido de Barracas al Sud en 1852. Los límites eran el Río de la Plata, el arroyo del Gato, desde su desembocadura cerca de la Ensenada hasta sus nacientes, desde allí hasta el camino a Chascomús y el Riachuelo desde su desembocadura en una línea imaginaria hacia Chascomús. Esta era una extensión de más de 800 km2 que incluía la Reducción con 20 km2. Quilmes era uno de los pueblos mas importantes y cercanos a Buenos Aires en la parte sur del Riachuelo, le seguían, el de Ensenada, y es de San Vicente.

La ubicación estratégica del por entonces pequeño pueblo de Quilmes, se relaciona con el doble carácter de partido y reducción. Además, su posición militar frente a la barranca, cerca del Río de la Plata, en lugar de la costa permitía fáciles accesos. Quilmes se hallaba casi a medio camino de la Ensenada de Barragán lo que determinó que reuniera, en los últimos años del siglo XVIII y también a partir de 1810, autoridades con diferentes jurisdicciones y misiones específicas.

La población autóctona originaria de la Reducción indígena decrecía (5), los Quilmes y Calinaos contaban con poca descendencia pura, por efectos de cruzas con blancos, negros, mulatos y otros indios de la zona. Estas fueron las circunstancias que invoco el párroco Santiago Ribas en 1812 para pedir la extinción del régimen de reducción.

En el siglo XIX se acentuó la presencia de blancos en el territorio de la reducción india y se afincaron pobladores en la campaña. Los establecimientos ganaderos, se limitaban al rodeo para marcar, separar, y elegir los animales que debían llegar a Buenos Aires. Cuando las estancias se van alejando de las zonas más pobladas, las tierras comprendidas entre el Riachuelo y Quilmes fueron ocupadas por chacras, originándose numerosos litigios entre los agricultores y ganaderos por la falta de cercados que protegiesen los sembrados.

La vocación rural de la zona de Quilmes se manifestaba claramente en los resultados del censo provincial de 1881, que indicaba para el partido de Quilmes una fuerte presencia de ganado ovino y bovino, com asi tambien una extensa area sembrada (6).

Para la Exposición Nacional de Córdoba en 1871, los productores de Quilmes aportaron muestras de lana de ovejas, caballo de raza vacunos y lanares en pie (7).

La llegada del ferrocarril al año siguiente parecería marcar un punto de inflexión en el futuro de la región. Si bien todavía a principios de siglo XX las mitad de la superficie del partido estaba ocupada por terrenos de chacras ese pueblo de Quilmes de apacibles y grandes quintas, desapareció arrollado por la modernización de la segunda mitad del siglo XIX.

 

II. Mutaciones del progreso: infraestructura de comuncaciones y tranporte

Ferrocarril, telégrafo, tranvía, construcción de caminos, aportes de capital fueron configurando una infraestructura que habría de resultar decisiva para que en la etapa siguiente pudiera comenzar un proceso dinámico de instalación de ciertas industrias en la región.

La época que consideramos se inicia con la llegada del ferrocarril en 1872. Para el trazado de sus vías, fueron divididas las chacras comprendidas entre la Av. Yrigoyen, última calle del pueblo entonces, y las primeras chacras.  Con el tren llegaron: personas, cargas, inquietudes, nuevas ideas y aires renovadores. Se reemplazó la diligencia para pasajeros y la carreta de las mercancías y distintos elementos, por un medio más rápido, seguro, práctico y barato (8). Cuando se estaba instalando la línea férrea a la Ensenada, se formó la sociedad Bagley & Younger para establecer el servicio de tranvías, tirados a caballo. Este emprendimiento que uniría la estación de tren con la ribera se puso en marcha en 1873.

Los propietarios de las tierras atravesadas por el ferrocarril de la Ensenada, donaron parte de las mismas para instalar vías, telégrafo y demás accesorios. Se crearon así las paradas de trenes de Bernal y Berazategui. Pequeños centros a inmediaciones de la estación y sobre la ruta a Buenos Aires. Ambas poblaciones permanecieron semiestacionarias hasta fines del siglo pasado en que evolucionaron rápidamente sobre todo Bernal, Berazategui lo hará a partir de 1907 con la instalación de la Cristalería Rigolleau.

La empresa Ferrocarril del Sud reemplazó a la antigua del Ferrocarril de la Boca y Puerto de la Ensenada desde 1898, modernizó la estación local, elevándola a dos pisos y ampliando los andenes.

En 1904 se inauguraron los servicios de la empresa tranviaria que unía Buenos Aires y Quilmes, para transporte de pasajeros y cargas. Y para la misma época, la sociedad Fioritto Hnos. comenzó a construir la línea de tranvía eléctrico que partía de la estación del ferrocarril hasta la ribera. Construirán también una hermosa rambla y un balneario a orillas del gran estuario.

En el mejoramiento de las rutas de acceso y la intercomunicación como de circulación dentro del municipio, influye decididamente en el dinamismo económico de las industrias instaladas en el partido El nuevo trazado de los caminos y las comunicaciones eran vitales para favorecer la relación con el mercado de Buenos Aires. Es así que ante el movimiento comercial y fabril de la destilería de Conchitas, fue necesario mejorar el camino de acceso al lugar que comunica Quilmes con Conchitas pasando por San Francisco, al sud de la estación Berazategui, por entonces casi totalmente despoblada a su alrededor. Se consolidaron primero los caminos hacia Buenos Aires y luego surgió la preocupación del camino al río.

La iluminación de las calles hacia mediados del siglo XIX era con velas de cebo, luego se reemplazaron por kerosene y ya en 1898 se instaló el alumbrado con luz eléctrica.La compañía Unión de Teléfonos tendió en 1887 las primeras líneas. Y en 1889 una empresa particular ofreció instalar en Quilmes aguas corrientes, la población usaba agua de pozo que se encontraba de diez a veinte metros de profundidad (9). A pesar de la marcada modernización de los servicios en este periodo se demoró la instalación de la red de agua. Hecho contradictorio dada la presencia de importantes industrias como la Cervecería y Maltearía Quilmes la que debe abastecerse con un sistema de pozos. Como esta empresa extendía el servicio de agua gratuitamente al núcleo urbano, tal vez haya sido una de las razones de la instalación tardía de la red.

 

III. Mutaciones del progreso: urbanización e industria , 1880-1916 .

En los años 1869, 1895 y 1914, según los tres primeros censos nacionales, la población que habitaba los centros poblados de las más de 2000 habitantes representño los siguientes porcentajes de la población total, 33, 42 y 58% respectivamente (ver cuadro). La proporción de la población rural disminuyó en consecuencia del 67% en 1869 a 42% en 1914. El proceso de urbanización que señalan estos guarismos, se concentró fundamentalmente en las ciudades del Litoral y en particular la ciudad de Buenos Aires. Este fenómeno se explica por la mayor oferta en esta zona de puestos de trabajo en las manufacturaas y servicios y la disponibilidad relativa de servicios sociales básicos como educación, vivienda, y salud pública. A su vez y un proceso sinergético, la concentración de manufacturas y los servicios en las ciudades del Litoral se relaciona con la expansión del mercado consumidor y la oferta de infraestructura básica de energía, obras sanitarias, transporte y cercanía de los centros de importación de materias primas.

Hacia 1870 en el partido de Quilmes un tercio de la población del partido era urbanal y en 1916 más del 70% habitaba la ciudad.. Desde su fundación hasta fines del siglo XIX la región de Quilmes tuvo una vocación marcadamente rural, pero en ese periodo se transforma al ritmo acelerado de la industrialización y urbanización del país, acompañando una profunda metamorfosis de sus estructuras socioeconómicas.

Convergieron en este proceso el desarrollo de la infraestructura que se inició en el periodo anterior, la industrialización y la urbanización en un contexto de integración de la economía del país al mercado internacional a partir de un dinámico modelo agroexportador apoyado en las ventajas comparativas estáticas de la pampa húmeda argentina.

Hasta mediados de la década de 1870, la producción manufacturera artesanal no tenía como centro dominante la región metropolitana de Buenos Aires (RAMBA). El peso del interior del país era evidente, producto de una herencia colonial donde ciertas economías locales habían adquirido más desarrollo de la industria manufacturera artesanal. Entre 1875 y 1916 la región metropolitana conoce profundas transformaciones sociales y económicas que se prolongarán hasta las primeras décadas del siglo XX, con características diferentes.

En este periodo se consolida una organización territorial definida por la siguiente secuencia: valorización de la agricultura de la región pampeana- perfil industrial y comercial en Buenos Aires y ciudades portuarias vecinas, ligada a la explotación de recursos naturales –comercio por vía marítima de las materias primas y de la producción agrícola semindustrial. La industrialización de esta fase se orienta en Buenos Aires hacia la expansión del mercado de consumo urbano, principalmente en las ramas alimentaria y textil. En este proceso aparece un nuevo grupo de empresarios argentinos, pero también franceses, ingleses, y de otros países europeos estimulados por un mercado urbano en expansión y desarrollo constantes. Sin embargo, las políticas de sostén a la industria de bienes de consumo, con algunas excepciones fueron poco importantes.

 

Cuadro I (10)

Año

Nº de establecimientos

Personal ocupado

1895

23300

167000

1908

31988

329490

1913

48800

410000

Tasa de crecimeinto anual (%) 1914/1869

109%

145%

 

Fuente: Sobre la base de datos de los Censos 1895, 1908, 1913, tomado de Dorfman, 1970, cap. IX).

El carácter de la industria nacional en 1895 como se desprende del segundo censo era el aprovechamiento de las materias primas fundamentales y en su forma más sencilla (molinos harineros, saladeros, jabonerías, hornos de ladrillos, etc.). El desarrollo del sector alimentario y de la pequeña industria del consumo (calzado, muebles, ropa) obedecía principalmente al hecho fundamental del enfrentamiento con los intereses ingleses en esas actividades. Por lo que la característica por excelencia de la industria en 1895 era su carácter artesanal (Dorfman, 1970).

El censo de 1908 (11), indicaba que de un total de 31988 establecimientos, 8988, es decir el 28%, estaban instalados en la provincia de Buenos Aires y el 33% en Capital Federal En términos de capital en millones en la provincia de Buenos Aires se concentraba el 20%, y el 15% del personal (Dorfman: 279).

El tercer Censo Nacional, fue el segundo de los que incluían el estudio detallado de la actividad manufacturera. El censo de 1895 tenía algunas lagunas entre otras se dejó de computar el valor de lo producido y el de 1908 contiene numerosas fallas que invalidan parcialmente las conclusiones que se pueden obtener de sus datos.

En el censo de 1913 las industrias que producen para el mercado interno, las alimentarias, del vestido representan un 39% del total de establecimientos, en tanto que un 53% del valor de la producción y el 43% del capital $ m/n. La industria alimentaria producía para el consumo interno que, como ya señaláramos, estaba en un dinámico proceso de expansión. Entre 1895 y 1913 la producción de harina (en millones de $) se multiplicó más de 4 veces, la de vino 9 veces, y la cerveza se multiplicó más de diez veces (Dorfman: 293).

 

3.1 Urbanización y expansión del mercado interno:

En 1866 Quilmes tenía un total de 5260 habitante de los cuales 1400 residían en le pueblo La economía y la estructura social era para entonces eminentemente rural, casi las tres cuartas partes de la población vivía en ese medio, había ya cierta presencia de inmigración francesa, alemana, y española (Lomban, C. 1990).

Cuadro II

Localidad

1869

1895

Tasa de crecimiento anual 1895/1869 (%)

1914

Tasa de crecimiento anual 1914/1895 (%)

Quilmes

6809

15232

123

59042

128

Capital Federal

187000

663000

245

1576000

138

Total del país

1737026

3954911

128

7885237

99

% de extranjeros/

total

12,1

25,4

 

30,3

 

% de población urbana/total

33

42

 

58

 

Fuente: elaborado a partir de los tres primeros Censos nacionales tomado de Vázquez Presedo, V. Estadísticas Históricas Argentinas, 1875-1914, Buenos Aires , 1971.

La tasa de crecimiento intercensal de la poblacion esta indicando un incremento constante tanto a nivel del partido, de la capital federal como del total del país. Sin embargo resulta interesar señalar algunas particularidades. En el periodo 1869-1895 la capital federal estaría manifestando una capacidad de atracción de los flujos de inmigrantes muy notorio superando el nivel nacional y del partido de Quilmes. Tendencia que si bien se mantiene para el periodo intercensal siguiente disminuyen las diferencias enter las tasas de crecimeinto de la poblacion en la Capital Federal y Quilmes. Una posible conclusión de estas cifras es que el partido de Quilmes fue adquiriendo mayor vitalidad hacia la vuelta del siglo xx acompañando así el proceso de expansion global de fines del siglo XIX y principios XX y del mercado interno argentino, en particular el de la ciudad puerto.

Convergen en este proceso en pricnipio dos factores vitales:

1. la fluida corriente inmigratoria, que provocó la triplicación de la población entre el primer y tercer censo nacional. La inmigración contribuye a desencadenar una serie de mutaciones en el dinamismo y la cultura industriales. Grandes industrias se implantan, nacen sindicatos, las empresas se organizan y el empleo asalariado se expande. Durante este periodo se estima que los trabajadores de la industria y de las manufacturas pasaron de 30000 a 200000 en la región metropolitana (Bozzano, 1999). Este aumento del empleo se traduce en el incremento de los ingresos de la población que se volvió dos veces y medio más rica (Roqui, p. 535).

2. El producto total se multiplicó por diez, las exportaciones agricologanaderas crecieron exponencialmente y la economía alcanzó el primer lugar en América Latina, con un ingreso per capita que acercaba a la Argentina a los países mas ricos y desarrollados del mundo de entonces. El número de establecimientos, el capital , y el personal ocupado en la industria crecieron entre 1895 y 1913 más de 100% y la fuerza motriz aumento mas de 10 veces.

 

Cuadro III

Indicadores globales de crecimiento económico

 

1869

1914

Tasa de crecimento anual 1869/1914 (%)

Longitud de las váis ferreas (km)

503

31104

15,4

Población en miles de habitantes

   

3.3

Exportaciones de mercaderías (millones de $ oro)

29.6

431.1

6.1

Importaciones de mercaderías (millones de $ oro)

38

410

5.4

Superficie sembrada millones de hectareas

0,58*

20,62

8.3

Fuente: Tomado de Diaz Alejandro, 1983.
* dato para 1872.

Se combinaron este modelo agroexportador basado en la riqueza pampeana y la ciudad de Buenos Aires como mercado de consumo urbano y metrópolis líder de América Latina, que concentra excedente del modelo. Esta simbiosis modelo agroexportador y ciudad-puerto, definió un proceso dominado por la industrialización primaria de materias primas para el mercado internacional, y por el aumento ininterrumpido de las pequeñas y medianas empresas y de algunas grandes empresas encargadas de cubrir una parte importante de los bienes de consumo de base. La industria creció cuantitativa y cualitativamente y el impulso del consumo interno es el que explica el establecimiento de grandes empresas ya que permite una cierta producción a escala. Esta industria se asentaba en la ciudad Buenos Aires y alrededores. Para el centenario la producción manufacturera local abastecía de ciertos bienes de consumo al mercado interno.

El dinamismo propio que adquiere el mercado interno se verificaba en el incremento marcado de la demanda de ciertos bienes, que a fines del siglo XIX ofrecía la industria local: vino, fósforos, zapatos, galletitas, muebles, clavos, alpargatas, tornillos, cacerolas, dulces, alfileres, velas, cerveza, cigarrillos y ropa hecha (Roqui, 1998).

 

3.2 Las fabricas del progreso

"En los últimos dos o tres años el desarrollo de las empresas industriales ha crecido más rápidamente quizás en algunos casos demasiado.
Sin embargo, las que han ido a la cabeza fueron cerveceras y compañías de luz..."
(Comentarios de Baring al diario, en 1907)

De acuerdo a una tipología de los territorios industrializados, el partido de Quilmes pertenece a uno de los modelos más importantes que combinan localizaciones portuarias, vías férreas, proximidad de cursos de agua para el consumo industrial y evacuación de efluentes (Bozzano, 1999) (12).

Entre 1880 y 1914 la superficie ocupada por la región metropolitana de Buenos Aires se multiplicó por 12 y la población de la capital federal por 8,5. La dinámica de integración económica de la zona de Quilmes en el periodo se relaciona claramente con esta vitalidad que adquiere el mercado interno. La industria pasó de una producción artesanal a la instalación de grandes plantas elaboradoras en la década de 1880, esta etapa se desarrolla hasta la Primera Guerra Mundial con la consagración de Quilmes como ciudad en 1916. El censo provincial de 1881 señalaba para el partido de Quilmes: 60 fabricas o talleres, en su mayoría herrerías, molinos a vapor, hornos de ladrillos, carpinterías, zapaterías, una cervecería y una destilería.

En 1889 se instaló en Berazategui, junto al arroyo Giménez, la planta elaboradora de carnes congeladas, saladas y en conserva de la llamada England Scott Canning Company Limited, el primer establecimiento en su tipo en América del Sur que llegó a faenar hasta 1000 vacunos por día.

Con el crecimiento urbano industrial y del mercado interno se estimularon ciertas actividades comerciales en la zona, así surgieron casas de comidas y restaurantes , zapaterías, almacenes, la primera panadería de Bernal, una fabrica de gaseosas y deposito de cerveza , una destilería de Alcohol, la Compañía de cerveza Biekert, (13) la fárica de fósforos en la zona del pueblo de San Salvador (14).

En 1907 la Cristalería Rigolleau, se instaló reuniendo una importante población obrera a su alrededor. Este emprendimiento industrial vinculaba entre sí dos pequeños pueblos, San Salvador al norte de la estación del ferrocarril y San Francisco al Sud. Ese centro poblado es el origen del actual Berazategui.

 

3.3 La fábrica quilmeña por antonomasia

"La fábrica con sus vastos edificios es un verdadero monumento al trabajo, pues hay que ver aquello para cerciorarse de que es algo colosal (...)se parece a una ciudad con sus calles abiertas, su tráfico de coches eléctricos que van y vuelven cargados de botellas y barriles, con sus peatones que trabajan y piensan..."
( La Cervecería Quilmes, Guía Industrial, 1895).

 La industrialización del partido adquirió un impulso definitivo con la inversión de Otto Bemberg y Cía (un capital de 2000000 de francos), y la fundación desde 1886 de la destilería de alcohol de grano de las Conchitas la primera gran industria del partido, la destilería Franco-argentina, hoy Primera Maltería. Este emprendimiento, obligó a realizar dos desvíos del ferrocarril de la Ensenada, además de caminos de acceso y otras innovaciones. La familia Bemeberg de origen belga junto a un grupo de inversores europeos fundaron en 1888 la Brasserie Argentina, sociedad anónima con sede en París y un capital social de 3 millones de francos (Memoris, Centenario de la Cervecería Quilmes, 1990).

La construcción de la Cervecería comenzó en 1888 comenzando la radicación de un polo industrial en medio de chacras y quintas frutales que poblaban el partido hacia fines de siglo. Con el tiempo, la fabrica quedó englobada dentro de los limites de la ciudad de Quilmes, gestándose una interacción positiva entre la empresa y la urbe. Tres fueron las determinantes principales de esta localización: la pureza del agua, la cercanía del ferrocarril de Buenos Aires a Ensenada, y la relativamente corta distancia del mercado en expansión que representaba la ciudad de Buenos Aires. La proximidad de las vías férreas permitía no sólo la comunicación con la Destilería Franco-argentina sino que facilitó la construcción de un desvío hacia el interior de la Cervecería vinculando las operaciones de carga y descarga. El éxito y la consolidación de la firma y la marca se debe a varios factores. Uno de ellos, y no el menos desdeñable, fue la visión de "entreprenuer-innovador", en sentido shcumpeteriano, que tenían los Bemberg en un mercado de consumo bastante poco acostumbrado a las marcas. Ellos desarrollaron agresivas campañas publicitarias que tendieron a crear y expandir el mercado de cerveza. Entre 1891 y 1913 el consumo de cerveza pasó de 13 a 109 millones de litros (Roqui: 538). La calidad del producto , y la distribución apoyada en una eficiente y barata comunicación con el mercado consumidor, contribuyeron ampliamente a consolidar la posición de la empresas.

Las originales publicidades favorecieron la expansión del consumo tanto hacia los sectores más populares como hacia de mayores ingresos. La cerveza se podía vender embotellada y también en vaso en fondas y bares. Por otra parte, las propias empresas como factor de promoción, alquilaban grandes barriles para fiestas familiares y vendían el hielo en barras a bajo precio. La cerveza se comsunía fundamentalmente en verano en que se duplicaba su consumo. Ya para 1918 la cerveza representaba un tercio de la demanda de vino y lo igualaba en los meses de verano. (Roqui: 539).

La Cervecería Argentina fue desde el primer momento, un complejo fabril de gran envergadura, que implementó técnicas de producción de avanzada. El agua que se extraía de pozos semisurgentes, era distribuida gratuitamente a la población anticipando lo que, varias décadas después, sería la Compañía Obras Sanitarias de Quilmes y Extensiones.

En el proceso de elaboración se utilizaba materias primas importadas (malta europea, levadura y hasta carbón inglés) y se esterilizaban las botellas y barriles, así la cerveza pasteurizada fue un avance de la Quilmes.

La utilización de energía eléctrica y de vapor combinadas permitieron un mayor rendimiento de las instalaciones. Y en 1890 se pudo tirar el primer chopp, por haberse conectado ese día la corriente eléctrica. Las distintas secciones que hacían directamente a la producción de cerveza se complementaron con servicios que convirtieron a la Cervecería Argentina en una unidad industrial autosuficiente. Desde los primeros meses de operaciones trabajaban más de 200 obreros en verano y 70 en invierno, más el personal técnico y directivo. Producía 1000 hectolitros diarios de cerveza, blanca y negra, incoporándose luego el extracto de malta.

Los primeros 20 años de la fabrica coincidieron con los festejos del Centenario, ya ya ocupaba una superficie de 19 manzanas, 8 de las cuales estaban edificadas. La producción alcanzaba entonces los 800000 hectolitros por año y se diferenciaba el producto por calidad y marca, símbolo de un desarrollo industrial más avanzado (15). En la Exposición Internacional de Chicago de 1893 se premió la calidad de la cerveza Quilmes

Esta es la fábrica quilmeña por antonomasia, una de las más importantes fuentes de trabajo y la que dio el carácter originalmente fabril al partido

 

IV. Comentarios finales

La organización territorial es un concepto complejo en el que se articulan los procesos naturales y sociales con temporalidades y espacialidades específicas. En el nivel de análisis singular del partido de Quilmes a la vuelta del siglo XX, se presentó un rasgo común a nivel regional y nacional: el efecto estructurador del territorio que tuvo la imposición del paradigma de la época, el progreso. Pero tuvo también uno distintivo: la celeridad y profundidad de las transformaciones socioeconómicas. En unas pocas décadas el partido pasó de ser una zona casi despoblada con una marcada vocación rural a tener más del 70% de su población urbana y albergar grandes y emblemáticas industrias (la Cristalería Rigolleau, la Compañía General de fosforos y la Cerveceria Quilmes).

Las sucesivas metamorfosis del medio natural y social parecieron subordinanrse a la arrolladora racionalidad económica del modelo agroexportador y la consecuente expansión del mercado interno. La acelerada urbanización potencia las actividades económicas del partido que se orientan hacia el abastecimiento del consumo local. Es este fenómeno el que explica en ultima instancia la organización de un territorio casi "vacío" al comenzar este proceso hacia la segunda mitad del siglo XIX.

 

Notas

1. Unos 160 aborígenes de nación pampa hacia 1619 que fueron trasladados en 1640 a la isla de Santiago y luego se sumaron a los malones que hostilizaban las estancias próximas. (Lomban, c. 1990)

2. Llegaron en dos grupos, a mediados de 1666 y principios de 1667, 200 familias de indios Quilmes y Acalianos con un total aproximado de 2000 personas.

3. Según este censo en el pueblo de la Reducción, Ensenada de Barragán, había 1637 españoles, 360 indios, 231 negros, 3 negros libres, con un total de 2231 habitantes. Entre ellos 413 matrimonios con 808 hijos, 670 hijas, 30 viudos y 41 viudas, además de 269 solteros . Este censo nos muestra un cierto crecimiento de la población al sur del Riachuelo si lo comparamos con relevamientos anteriores como el de 1744. (fuente?)

4. Cada jurisdicción parroquial fue asiento de una autoridad civil llamada, alcalde de hermandad (jueces de paz desde 1822).

5. De más de 1000 habitantes en 1667, La Reducción de los Quilmes pasó a 455 en 1680 hasta 148 en 1773 y 216 en 1812.

6. El censo de 1881 arroja los siguientes valores: 9442 yeguarizos, 70732 lanares, 19194 vacunos, 2336 porcinos, había 286 hectáreas con frutales, 622 con arboles de construcción o para combustible, 10 hectáreas con plantas recreativas y tintoreras, 6445 sembradas con trigo, 5442 con maíz, 43 (Craviotto, 1969. p. 42).

7. La industrialización experimentada no había sido causa suficiente para hacer desaparecer la ganadería y en 1914 había en el partido de Quilmes: 12528 vacunos, de los cuales 3551 puros, 7974 mestizos y 1003 criollos, 6132 caballos, 40 mulas, 128 burros, 2735 lanares, de los cuales 1258 puros, 1039 mestizos y 433 criollos, 362 cabras y 4202 porcinos, el total representaba un capital de 3530337$ m/n con el peso oro a 2,27 papel. Fuente??

8. El ferrocarril Boca Ensenada transportó en 1873 la cifra de 512000 pasajeros. Quilmes era su estación principal, con 5 trenes diarios de ida y otros tantos de vuelta correspondiendo un promedio de 140 pasajeros por cada tren.

9. La instalación de bombeadores que extraen agua de un pozo que llega a la napa freática reemplazó durante largo tiempo la falta de red. Recién en 1928 la Municipalidad concede a la razón social Parodi y Figini la construcción y explotación por 20 años de los Servicios de Agua y cloacas en el Partido de Quilmes. Y al año siguiente esta empresa transfiere la concesiones al a la Compañía Argentina de Obras Sanitarias del Municipio de Quilmes y Extensiones. S:A, conocida localmente como COSQUE e integrada por accionistas de la Cervecería y Maltería Quilmes, la que finaliza las obras. Y en 1931 se inaugura los primeras servicios de agua corriente, producida en su sistema de pozos y en 1932 la red cloacal conecta a la cloaca máxima de Obras Sanitarias de la Nación. (Schiavo, 1997).

10. Es importante recordar que la información recogida en estos censos es dificilmente comparable dado no solo distintas metodologias sino que en algunas casos contienen numerosas fallas. Sin embargo y teniendo en cuenta estas debilidades de la información, resumiremos el panorama manufacturero del periodo con los datos que se presentan en el cuadro I.

11. El censo industrial de 1908, fue una iniciativa que tomo la Unión Industrial Argentina en la que se solicita el relevamiento de una estadística industrial aduciendo que todo lo que pudiera decirse sobre leyes obreras cuestiones aduaneras, política económica, etc. Quedaba de hecho invalidado por el desconocimiento existente respecto a los capitales invertidos y en número de establecimientos, su personal, valor de la producción y otras características de la industria manufacturera. Solo se conocían los datos referentes a las fabricas que pagaban impuestos internos, y que constituían una minoría.

(Dorfman, 1970 )

12. A este tipo pertenecen también la zonas de Barracas-Nuyeva Pompeya, Avellaneda-Valentín Alsina, Ensenada-Berisso y Zarate-Campana). Otro tipo de instalación de establecimientos industriales donde se combina un tejido mixto entre vivienda y pequeños talleres manufactureros o fabricas constituye y segundo tipo y el tercer modelo surge a partir de los años 30 y tiene que ver con los grandes establecimientos en las estaciones ferroviarias periféricas. (Bozzano, 1999, p.)

13. En los registros de la municipalidad se conservan el pedido para 1894 de 12 nuevos letreros de comercio, además de los anteriormente señalados restaurantes, hoteles, almacén, billar, café, cancha de bochas...(Craviotto, pag...)

14. Con respecto ala industria de Fósforos, indica Carlos Lix Klett (Estudios sobre la producción de la República Argentina citado por Dorfman:205) que las principales fábricas existentes antes de 1889 (Dellacha Hermanos, Bolondo Lavigne y Cía. , Lavaggi e Hijo) se fusionan aquel año y forman la Compañía General de Fósforos, que asentada en el partido en 1897 cuenta con dos millones de capital y ocupa en sus diversas secciones a 1200 operarios.

15. Quilmes, Quilmes Cristal, Quilmes Bock, Quilmes Centenario, también se expedía cerveza bajo las marcas Munich y Pilsener

 

Bibliografía

AZCUY AMEGHINO, E.: "Economía y sociedad colonial en el ámbito rural bonaerense" en Rapoport, M. Economía e Historia. Buenos Aires, Ed. Tesis Norma, 1990.

BOZZANO, H.: Les Territoires de la restructuration industrielle dans la région métropolitaine de Buenos Aires. Tesis de doctorado, Paris, 1999.

CRAVIOTTO, J. A.: Quilmes a través de los años. Municipalidad de Quilmes. 1969.

CRAVIOTTO, J.A.: Indice Cronológico de la Historia de Quilmes , Impresora Nardi, 1941.

DÍAZ ALEJANDRO. C.: Ensayos sobre la historia económica argentina. Buenos Aires, Amorrortu, 1983.

DORFMAN, A.: Historia de la industria argentina..Buenos Aires, Ediciones Solar Hachette, 1970.

GUTIERREZ, R.(dir.): Memorias. 1890-1990 Centenario de la Cervecería Quilmes., 1990.

LOMBAN, C.: Nueva Historia de Quilmes. Quilmes, Edtiorial El Monje, 1990.

RAPOPORT, M.: "El modelo agroexportador argentino". En Rapoport, M. op. Cit.

ROQUI, F.: "Consumir es un placer: la industria y la expansión de la demanda en Buenos Aires a la vuelta del siglo pasado". En Revista de Desarrollo Económico, vol. 37, Nº 148, enero-marzo, 1998.

SCHIAVO, E.: "El servicio de agua en Quilmes: gestión local a contramano de la Historia" , en Oszlak, O. Estado y sociedad: Las nuevas reglas del juego. Volumen 1. Buenos Aires, CEA-CBC, 1997.




       Portada/Cover       Editorial       Contenido/Contents         
Instrucciones para los autores /Instructions for Authors  
Consejo Editorial/Editorial Board

 



Theomai: palabra de origen griego que significa ver, mirar, contemplar, observar, pasar revista, comprender, conocer
Theomai is a word of greek origin wich means: to see, to contemplate, to observe, to understand, to know

theomai@unq.edu.ar


Revista Theomai es una publicación de la Red de Estudios sobre Sociedad, Naturaleza y Desarrollo
Theomai Journal is published by  Society, Nature and Development Studies Network
Coordinadores/Coordinators: Guido P. Galafassi, Adrián G. Zarrilli

Universidad Nacional de Quilmes