Revista THEOMAI   /  THEOMAI   Journal
Estudios sobre Sociedad, Naturaleza y Desarrollo / Society, Nature and Development Studies

 

número especial (invierno de 2002)  
special issue  (winter of 2002)

 ollasinvert.jpg (10848 bytes)

 

 

Crisis terminal, pobreza y sentidos en la Argentina contemporánea

 

Fortunato Mallimaci*

 

* CONICET y Facultad de Ciencias Sociales, UBA. E-mail:

 

Introducción

La Argentina fue caracterizada por años como el país moderno por excelencia en América Latina... Clases medias amplias, sin analfabetismo ni masas de campesinos sin tierras, sociedad urbana de clima templada y con amplias extensiones de tierras cultivables, poblada en su mayoría por hijos de inmigrantes europeos, con una practica cultural dominical de no más del 10% de la población, con una de las tasas de natalidad más baja del continente, con universidades publicas de ingreso irrestricto y con varios premios Nobel salidos de sus aulas... podría ser el paradigma de la secularización y de la modernidad. Y sin embargo... hoy está poblada por millones de desocupados y pobres y con una población joven que sueña con irse del país...

Cómo dar cuenta de las profundas tensiones que están viviendo hoy nuestras sociedades en América Latina? Cómo analizar hechos que están cambiando nuestras vidas manteniendo una distancia crítica y una mirada científica?

La Argentina está viviendo quizás la crisis más profunda desde que se consolidó como un Estado moderno a fines del XIX. Nada ni nadie puede garantizar los caminos que se seguirán, si logrará salir de la misma, si primará cierta racionalidad individual y colectiva o la lucha de todos contra todos, pobres contra pobres, de beneficiarios contra perdedores del actual modelo y que, de ese modo, hundirá al conjunto de la sociedad dejando sin perspectivas ni expectativas de futuro a la gran mayoría de argentinos. Situación similar en otros países de la región mostrando que la crisis no es solo de un país sino de un modelo que se ha hecho hegemónico y dominante en toda la región.

Y sin embargo es necesario hoy más que nunca mas racionalidad, mas sociedad civil, más sociedad política, más Estado, más democracia, más solidaridad. Se trata de aprender de los procesos históricos, mirar lejos y combinar urgencias con proyectos que nos pongan a soñar y crear nuevas utopías. No podremos comprender este hoy sin una mirada histórica, sin un análisis de la génesis, desarrollo y poder real de cada uno de los actores que entran en escena

Estamos frente a la redefinición del escenario global en Argentina y en América Latina . El "endiosamiento del mercado" muestra sus límites pero también los "demonios" que ha creado y liberado . El espacio de lo público enfrenta una crisis en la que los actores sociales ocupan otros roles, surgen viejos y nuevos actores, conformando un escenario del que trataremos de plantear líneas e interrogantes. Se intenta un golpe empresarial- militar en Venezuela que, si bien dura horas, muestra los límites del "mercado integral" en aceptar la democracia. Frente a los problemas de la pobreza, guerrilla y droga en Colombia se apela a la "militarización" con hegemonía de los EEUU. La candidatura de Lula en el Brasil es presentada como una amenaza a los "mercados" y se busca su desestabilización. La no solución a la crisis financiera argentina arrastra a Uruguay y Brasil y a otros países de la región. La "dolarización" en Ecuador no hace más que agravar el empobrecimiento de grupos indígenas y citadinos.

El caso argentino muestra como la crisis "terminal" hace que los actores "salgan a escena" con distintos vestuarios y dejen caer sus "máscaras" : embajadores reclamando por sus empresas, presidentes de los grandes países industriales exigiendo que se pague la deuda y se "honore los compromisos financieros" , banqueros haciendo lobby unos contra otros mientras el FMI exige una ley para que "no se los penalice por los delitos financieros cometidos", desocupados y sectores medios sin ahorros ni salarios ocupando el espacio público, empresarios buscando sacar partido de las debilidades de sus competidores haciendo "lobby" en el gobierno y en el parlamento, líderes religiosos en actividad social y política tratando de recordándonos que en A.L. la religión y la política no son esferas independientes, medios de comunicación que no aceptan ninguna regulación estatal olvidando que son empresas y que al mismo tiempo se suman a los grupos de presión dominantes...

Proceso de globalización excluyente que aplica sus recetas hasta límites no conocidos produciendo como réplica un malestar creciente en los distintos países donde el rebrote de "lo patriótico", "lo nacional", "las raíces" presenta características ambiguas dado que puede reflotar nacionalismos autoritarios o ampliar el espacio de ciudadanía latinoamericana.

 

1. Crisis general y terminal de un modelo de acumulación. Ganadores y perdedores desde la dictadura hasta hoy .

Vivimos en varios niveles una crisis terminal de un modelo de acumulación (1). Eclosionó un proceso que se vive desde hace años y que tiene sus comienzos en la dictadura militar implementada en 1976 y su consolidación en los 90 bajo la década menemista. Proceso múltiple, complejo, con responsabilidades nacionales e internacionales. Argentina es una sociedad inserta desde fines del siglo XIX en el mercado –mundo y se hace imposible disociar las variables nacionales de las internacionales. De todos modos la manera de cómo se resuelve a nivel nacional las luchas y conflictos entre clases y grupos permitirá mayor o menor libertad e independencia frente a la situación internacional.

En Argentina es difícil explicar el hambre y la indigencia cuando se ostenta el record de producción de alimentos per capita a nivel mundial. Es inaceptable que una nación que viene de levantar la cosecha más grande de la historia con 70 millones de toneladas tenga bolsones de desnutrición crónica. Es decir se producen 2 toneladas de granos por persona y por año.

Varias son las dimensiones a tener en cuenta sabiendo que las presentamos separadas pero forman parte de una misma situación. Modelo que significó también una propuesta utópica de "ser primer mundo", "no perder el tren de la historia", "dejar que la mano invisible del mercado trajera la felicidad", etcétera que llegó a generar un "aire de época" que también generó – por motivos que no analizaremos en este artículo pero que es preciso no olvidar- consensos en diversos y amplios sectores sociales .

1.1. Económico

Proceso de CONCENTRACIÓN ECONÓMICA, DESREGULACIÓN, PRIVATIZACIÓN de las empresas públicas, desindustrialización , destrucción del aparato productivo nacional ligado al mercado interno junto a un largo proceso de endeudamiento externo del sector público son los rasgos dominantes de lo económico desde 1976 hasta la actualidad.

Hoy este proceso ha colapsado: el régimen de valorización financiera y transferencias de recursos al exterior que caracterizo al período anterior está puesto en tela de juicio . Hay fuertes disputas entre las distintas fracciones del poder económico para ver quienes se benefician, quienes se posicionan y quienes pierden con la devaluación y la pesificación.

Mientras tanto continua la recesión y la parálisis económica contribuyendo así al empobrecimiento y a la peor y mayor desigual distribución del ingreso que se conozca en la historia argentina contemporánea. .

1.2. Social

DECANDENCIA Y CAIDA COMO CONCEPTOS CENTRALES. La mayoría de la sociedad argentina conoció situaciones de bienestar ( educación universal, salario digno, vacaciones, habitat, seguridad social) durante casi cincuenta años y un estado redistributivo que permitió diferenciar el tipo de capitalismo argentino y de sociedad civil de la de otros países de A. Latina . El progreso formó parte de ese imaginario social en el cual el "ascenso social" era una posibilidad para vastos sectores sociales.

Fragmentación y quiebre de lazos sociales caracterizan al período actual. Y DE ALLÍ LA IMPORTANCIA DE UNA MIRADA HISTÓRICA QUE MUESTRE QUE "SIEMPRE NO FUE ASI" especialmente para jóvenes que han nacido y crecido en este proceso de decadencia. El discurso dominante busca la naturalización de los hechos sociales – "siempre fue así y nada se puede cambiar, siempre hubo pobres" y la criminalización de la protesta avanzan en este período (al mismo tiempo que se biologiza y estigmatiza a los pobres "estos tienen rasgos físicos particulares" o "condiciones familiares desviadas fruto del divorcio" se acusa a los que protestan de "violentos", " resentidos" .

1.3. Religioso

La colaboración con la dictadura por parte de la jerarquía católica, la participación activa de sus fieles como funcionarios y legitimadores de la misma y el rechazo a la democracia caracterizada como liberal mostraron el accionar de la IC en los 70 y los 80. Con la llegada de la democracia se da un fuerte debate interno y se busca mayor presencia en la sociedad civil sin abandonar los contactos cupulares con el poder económico, sindical y partidario. Relación "sagrada" con el Vaticano del gobierno menemista y retribución de dicho gobierno en subsidios "generosos" para obispos amigos.

Disputa frente a leyes de libertad e igualdad religiosa . Ante la retirada del Estado y la idea de privatización/desregulación crece la actividad de organizaciones como Caritas y otras ONGs en la política social .

Fuerte crecimiento del pentecostalismo ante el cambio de identidades y búsqueda de la " emoción en religión" , crecimiento de un mercado religioso y quiebre del monopolio católico, especialmente en sectores populares (2).

Ante la crisis terminal y descredito de la política, la IC busca posicionarse como cimiento de la nacionalidad católica.

1.4. Cultural

Las concepciones neoliberales con sus ideas de privatización y desregulación, el "primer mundo" como espacio mítico al cual se debe llegar para "ser y pertenecer" , la cultura del todo vale, triunfo de los mejores y más aptos –desprecio del inmigrante y del otro diferente (darwinismo social) - , el mercado como figura reguladora y por ende la necesidad de deslegitimar al estado y sus funciones, la política como espectáculo y la TV como principal medio de comunicación ( disminuye la lectura, la venta de diarios y los programas de reflexión política-cultural) son ejes centrales de la hegemonía cultural que domina desde los 90 a la actualidad. Creación de " usinas ideológicas" (think tanks) que producen, reproducen y dominan los debates con sus "gurues" (FIEL; CEMA; IDEAS; FUNDACIÓN MEDITERRÁNEO, UNIVERSIDAD DE SAN ANDRES Y DI TELLA) . Aparecen como los intelectuales organicos y vanguardia – predicadores a tiempo completo- de las ventajas del "capitalismo salvaje". El financiamiento internacional de varios de estos grupos muestra la corresponsabilidad ante lo sucedido.

Hoy varias de estas "verdades " son cuestionadas aunque la ilusión vivida durante diez años que un peso era un dólar y que esta es la moneda-valor refugio por excelencia aún mantiene vigencia

1.5 Sociedad política y estado

La vuelta a la democracia en 1983 pone a los partidos políticos en primera línea. La crisis actual los tiene como corresponsables de la decadencia y corrupción que vivimos y de allí el descrédito generalizado. Fracaso del radicalismo y del peronismo para modificar la vida cotidiana, la colonización de ambos por los grupos de poder nacional e internacional y la incapacidad para seguir representando a sectores sociales ( medios y trabajadores/populares) es un dato a no olvidar. Incapacidad de las terceras fuerzas ( UCD, PI, FREPASO) de ser alternativas reales.

Fruto de estas políticas asistimos a una lenta transformación del Estado de bienestar que había caracterizado a la Argentina desde la década del 40. Los derechos de ciudadanía se extendieron a todos los trabajadores en un proceso de pleno empleo para la mayoría de la población. La sociedad salarial se extendió en todo el país, especialmente en los grandes centros urbanos. El proceso de privatizaciones y desregulaciones desmanteló el estado de Bienestar y dejó a la intemperie a millones de argentinos dado que al no tener trabajo, perdieron beneficios sociales .Las políticas de ajuste fiscal eliminaron por un lado políticas universales con lo cual avanzo el clientelismo, la inequidad y la corrupción para otorgar esos beneficios y se abandonaron políticas activas en las áreas de salud, vivienda, trabajo, educación, empleo y producción . El Estado quedó reducido a su mínima expresión y a merced de los grupos corporativos.

La crisis de diciembre de 2001 puso al desnudo esta perdida de poder del Estado y hoy lo vemos con un mínimo poder de coerción frente a las amenazas de los grupos de poder económico y sin la legitimidad suficiente para cambios profundos y duraderos.

1.6. Endeudamiento externo

Un proceso que ha caracterizado al capitalismo argentino es su creciente endeudamiento externo – público y privado- especialmente desde 1976. Se pasa de 5 mil millones dólares a los actuales casi 150.000 millones en el 2001. El "laboratorio argentino" que fue la Argentina y el ser los "mejores alumnos" según el FMI y el BM significó seguir al pie de la letra las recetas de esos organismos internacionales y por ende el recibir ayuda masiva en dólares para el modelo argentino: prestamos, plan Bonex, planes especiales (Brady), ventas de la deuda para privatizar empresas estatales; llegada de dinero para mantener la convertibilidad, tasas exorbitantes en dólares para mantener depósitos , canjes, megacanjes, etc. fueron algunos de los procesos vividos. El presidente Menem fue el único presidente de un país no huésped del FMI que habló en una asamblea mundial. Es decir hay CORRESPONSABILIDAD ENTRE LOS ORGANISMOS FINANCIEROS INTERNACIONALES Y LOS DIRIGENTES ARGENTINOS – POLÍTICOS, EMPRESARIOS, BANQUEROS, INTELECTUALES, ETC- EN LLEVAR ADELANTE ESAS RECETAS.

Esta relación privilegiada con el FMI, el BM y la política de los EEUU llevó a relacionarse estrechamente con la política de USA en : guerra del Golfo, misiones de Paz en el mundo entero, ventas de armas a países en guerra, voto contra Cuba, etc. Se lo llamó "relaciones carnales" o "chek to cheek " jugando con el nombre del embajador de USA durante el gobierno menemista.

Esto significó también debilitar el MERCOSUR y las políticas de relación regional en especial con el Brasil y apostar a una relación privilegiada con USA a partir del ALCA y la dolarización.

Hoy cuando se pone en tela de juicio por parte del FMI., el BM y el actual gobierno de USA con George W. Bus a la cabeza, la posibilidad de la continuidad democrática vemos como hace crisis el Consenso de Washington que planteaba democracia , ajuste más mercado y se anuncia el Consenso de Texas donde es mercado y el sistema político afín al mismo bajo el "control del gran país del norte" .

1.7 Ganadores y perdedores

Debemos repetirlo una vez más. La actual caída y decadencia de nuestro país y de otros de A. Latina están directamente asociados a los resultados de las políticas implementadas en las dos últimas décadas que el FMI, el BM y otros organismos internacionales HAN AVALADO, PROMOVIDO E INCLUSO EXIGIDO . PROCESO QUE HA TENIDO GANADORES Y PERDEDORES como nos lo muestran todas las investigaciones que se están haciendo, especialmente en las universidades de la región.

Ganadores en los grupos económicos concentrados , en las empresas privatizadas, en el sector financiero, en las AFJP, en los actores y personas relacionadas con el aparato estatal y que pueden utilizar el mismo impunemente para hacer sus negocios y ganancias, etc. " En el 2001 se fugaron del país 16.026 millones de dólares y el total acumulado de capitales privados que han salido de la economía argentina en los últimos diez años se ubica entre los 106.356 y los 119.275 millones de dólares" según el informe de la comisión Investigadora de Diputados sobre la Fuga de Divisas (3).

Según el Informe Mundial sobre la Riqueza . la " riqueza acumulada de los millonarios latinoamericanos aumentó en un 275 por ciento desde 1986 y representa un 13% del total mundial.. en el 2001 junto al número de indigentes creció también el de millonarios. Son 280.000 personas con más de un millón de dólares en activos" (4).

PRINCIPALES CARACTERISITICAS DEL PROCESO DE EMPOBRECIMIENTO EN LA ARGENTINA DESDE EL GOLPE DE ESTADO EN 1976 A LA ACTUALIDAD

  • DESREGULACIÓN DE TODO TIPO DE CONTROL ESTATAL Y DEJAR PASO AL MERCADO EN TODA SU LIBERTAD
  • APERTURA DE LA ECONOMIA E INTEGRACIÓN AL COMERCIO MUNDIAL SIN LA GARANTIA MINIMA DE APORTES ESTATALES EFECTIVOS O SEA INSERCIÓN PASIVA EN EL PROCESO DE MUNDIALIZACION EXCLUYENTE
  • PRIVATIZACION DE LAS EMPRESAS PUBLICAS
  • REDUCCIÓN DEL ESTADO AL MINIMO Y FUERTE DESLEGITIMIZACION DE SUS FUNCIONES Y FUNCIONARIOS LLEGANDO ALGUNOS PARTIDARIOS DEL PARTIDO DE LOS NEGOCIOS A SOLICITAR DIRECTAMENTE SU DISOLUCIÓN FRENE AL PELIGRO QUE PUEDEM SER PARA SUS INTERESES SU POSIBLE RECONSTRUCCION
  • HEGEMONIA DEL SECTOR FINANCIERO Y CONCENTRACION ECONOMICA EN POCOS GRUPOS CON INTERESES TRANSVERSALES
  • CONVERTIBILIDAD Y ENDEUDAMIENTO
  • POLÍTICAS SOCIALES QUE PASAN DE LA UNIVERSALIZACION A LA FOCALIZACIÓN BAJO EL PRETEXTO DE LA "COMPLEMENTARIDAD" O DE LA "EFICIENCIA EN EPOCAS DE AUSTERIDAD" . PROCESO ACOMPAÑANDO POR EL CRECIMIENTO DE LA EDUCACIÓN PRIVADA, SALUD PRIVADA, SEGURIDAD PRIVADA . AMBIGÜEDAD DEL TERCER SECTOR COMO EJECUTOR DE POLÍTICAS SOCIALES EN REEMPLAZO DEL ESTADO Y SU UTILIZACIÓN IDEOLÓGICA PARA DESMANTELAR Y DESTUIR EL ESTADO.
  • AUMENTO DE LA INJUSTA DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA QUE PASA DE SER DE 7 A 1 ENTRE LOS 10% MAS RICOS Y EL 10% MAS POBRE EN EL 1974 A 26 A 1 EN EL 2002.
  • APARICIÓN CON EL NEOLIBERALISMO Y LA GLOBALIZACIÓN DE GRUPOS DE ELITES EN EL PODER FORMADAS DESDE SU MANDATO DICTATORIAL O DEMOCRATICO , BREVE O PROLONGADO, EN EL QUE APROVECHAN SU POSICIÓN POLÍTICA PRIVILEGIADA PARA OBTENER ACCESO PRIVILEGIADO E IMPUNE A LOS RECURSOS MATERIALES Y LAS CONEXIONES SOCIALES

 

2. Hechos y representaciones de la decadencia argentina.

Las cifras que acompañan este texto nos muestra el crecimiento de la pobreza, la heterogeneidad de la misma , cómo repercute por grupos sociales, edades y relaciones de género. Los datos están tomados del análisis de la última encuesta de hogares disponible que es la de octubre de 2001. A partir de esa fecha la situación se ha ido agravando fruto de, entre otras causas, de la mayor confiscación de dinero producido por los sectores financieros en la historia del capitalismo moderno en un estado soberano. Los pobres son hoy casi la mitad de nuestra población y la desocupación junto a la subocupación llega a más de cinco millones de personas. Sobre una población económicamente activa en el 2001 de 15 millones de argentinos, los desocupados son 2.782.000 y los subocupados de 2.478.000 . No es un proceso causado por cataclismos naturales sino por relaciones sociales que han tenido, como lo dijimos anteriormente, ganadores y perdedores.

La pobreza no afecta a todos los grupos por igual. Queremos remarcar el hecho de que son los niños el sector donde más se expande la misma y que es en los grupos juveniles donde crece la cultura de no poder estudiar ni trabajar con las consecuencias que ello produce sobre visiones, imaginarios y expectativas de futuro. Por otro lado, una mirada histórica, especialmente en las cifras de empleo y desempleo, nos muestra como ha sido la última década donde las cifras crecen y crecen rompiendo así la idea de que " siempre ha sido igual" .

De todos modos debemos saber que detrás de cada cifra hay personas que sufren, viven, sueñan, crean y siguen apostando a la vida. Debemos rechazar visiones deterministas del desempleo o la pobreza o la angustia generalizada , sea aquella que supone que la misma es fruto de la desidia, dejadez o incapacidad de la propia gente como aquella que solo ve sistemas todopoderosos incapaces de ser transformados.

De allí la importancia de avanzar en las visiones de los propios actores, mostrando sujetos activos, historias en común, avances y retrocesos , diversidad de situaciones de una población

A nivel de la representación mediática estas diferencias no aparecen, las identidades individuales y grupales no son reconocidas y las actuales trayectorias son presentadas como "inevitables", tendiendo a "culpar a las víctimas" y escasamente interpretadas a la luz del modelo hegemónico de acumulación o del neoliberalismo imperante.

De la misma manera en que el "orden dominante" reprime a las protestas y resistencias de esto sectores, existen también las represiones y violencias simbólicas de aquellos que tienen el poder de nominar y que diariamente estigmatizan, etiquetan y discriminan a estos grupos separándolos del conjunto, mostrándolos como una "desviación social" o los "excesos de un modelo económico" .

No se trata ya de dar cuenta de la llamada "pobreza residual" fruto del capitalismo y del Estado de Bienestar sino de una situación económica, laboral, social, cultural, simbólica, religiosa fruto de un nuevo tipo de sociedad que se quiere construir dejando de lado a millones de personas y que por ende exige nuevos análisis ante lo inédito de la actual situación.

Se trata entonces de profundizar en estas situaciones. Varias personas sin trabajo o en situación de no poder resolver sus necesidades vitales toman o pueden tomar caminos diversos y a veces hasta contrapuestos.

Vemos trabajadores desempleados de larga data que se repliegan a la vida domestica, viven de subsidios varios o ayuda familiar, que llevan vidas modestas y pasan horas y horas mirando la TV, salen poco de sus casas y se avergüenzan de esta situación . Su existencia es tan privada que su proceso de individuación lo termina encerrando entre cuatro paredes y alejada o desconfiada o enfrentada a todo sentido y proyecto colectivo...

Otros obreros desocupados en situación parecida – el movimiento piquetero es un ejemplo- viven por el contrario en plena exterioridad, refugiarse en la esfera de lo privado le es extraña y se suman a acciones colectivas que le dan sentido individual y proyecto de largo plazo. O buscan en otros tipo de grupos – como los religiosos- espacios para exteriorizar sus emociones y compromisos.

Jóvenes desocupados o que no han estudiado ni trabajado formalmente también hacen otra utilización del espacio público. No viven aislados, constituyen diversos tipos de grupos – unos efímeros, otros de larga data- a fin de expresar apoyos , repudios, broncas y desilusiones. Barras, pandillas y seguidores de tal grupo de fútbol o de música y/o pertenecer a redes delictivas varias son trayectorias a tener en cuenta a la hora de analizarlos.

El punto central en la que nos encontramos los que investigamos "desde la perspectiva de los actores" es el la imposibilidad de trazar fronteras nítidas y de largo plazo entre – para ver el caso del empleo- los que tienen empleo estable de los que lo tienen transitorios; los que tienen trabajo seguro y aquellos que viven de la inseguridad permanente; los que reciben ayuda estatal de los que no reciben nada dado la imprevisibilidad del Estado en momentos de debilidad estructural del mismo. La gran mayoría de las personas sospecha, siente, percibe y cree que su situación social o laboral puede ser mañana peor que la actual. La presencia del mercado ubica el fenómeno del riesgo como un problema importante dado que las otras instituciones reguladoras tienen a desaparecer o diluirse. HAY AQUÍ UN PROFUNDO CAMBIO CULTURAL DONDE EL MAÑANA NO ES MAS – AL MENOS POR EL MOMENTRO- SIMBOLO DE PROSPERIDAD O PROGRESO SINO DE INCERTIDUMBRE Y POSIBLE DETERIORO. EL HOY ES PURO RIESGO (5)

Se viven así diferentes trayectorias de vulnerabilidad en un continuo entre inclusión-riesgo-exclusión . El paso de una situación de bienestar a otra de malestar para una gran mayoría de los ciudadanos argentinos tiene así las siguientes características:

  1. disminución del nivel de vida al reducirse el trabajo seguro, digno y estable para el conjunto
  2. debilitamiento de la sociabilidad y refugio/aislamiento en uno mismo
  3. reducción de la solidaridad organizacional
  4. crecimiento de las tensiones familiares
  5. degradación de las condiciones de salud
  6. deterioro de la educación y crisis en su intento de dar sentido a la movilidad social
  7. transformación en las identidades únicas recibidas y proceso de construcción individual y grupal de múltiples identidades.

Por eso es importante analizar relaciones y no solo situaciones, ver procesos y no solo fotos, ver historicidades y no solo coyunturas dado que unos y otros viven y forman parte de la misma sociedad.

De allí la importancia que tiene una mirada que analiza la situación de los pobres y desocupados pero que también de cuenta de los procesos sociales y económicos que están produciendo estas desiguales relaciones e inequidades. La mirada económica no puede estar alejada de la social y simbólica así como las políticas económicas y sociales deben ser analizadas en su conjunto. No puede pensarse en políticas de "compensación", "ayuda" y de "focalización" hacia los pobres mientras que el modelo económico dominante crea cada día mas situaciones de concentración de la riqueza, vulnerabilidad social , destrucción del aparato productivo... No se puede quedar bien con Dios y con el Diablo, no se puede hacer loas o ignorar al "mercado integral" , al "capital financiero y sus ventajas comparativas" , a las "bondades de las privatizaciones" y "al estado mínimo" y al mismo tiempo querer "ordenar y regular el mundo de los pobres" con políticas de compensación o acciones solidarias....

No se trata de hacer una crítica a las políticas de asistencia y al enorme despliegue realizado por ONG, sociedad civil, voluntarios, iglesias, fundaciones, personas de buena voluntad a fin de paliar, remediar, colaborar frente a las necesidades QUE AQUÍ Y AHORA EXIGEN DAR DE COMER, DAR ABRIGO, DAR UN HABITAT DECOROSO... El problema que muchas de estas actividades fueron creadas y se fueron desarrollando como algo " accidental", "puntual" , "del momento" HASTA QUE EL MODELO O EL SISTEMA O LA MODERNIDAD O LO QUE FUERE, FUNCIONARA A PLENO. De allí la aceptación que tuvo el slogan : "estamos mal pero vamos bien", quería expresar que el sufrimiento actual de algunos mañana sería recompensado por la felicidad del conjunto. Imaginario social que , a no olvidar, obtuvo adhesiones de varios sectores sociales al proyectarse como "ingresando al primer mundo" , es decir " a las sociedades de opulencia". Igual crítica debemos realizar a las distintas "capacitaciones" dado que suponían que preparaban personas para los "tiempos mejores", para cuando "el goteo se transforme en chorro hacia abajo". ¿Qué significa capacitar acríticamente con 18 millones de pobres y cinco millones de personas con problemas laborales?

Intervenir y movilizarse para evitar la degradación social es fundamental dado que no es fácil revenir de situaciones límites en los que está en juego muchas veces la delgada franja que separa la vida de la muerte , lo sano de lo enfermo... pero también lo debe ser para evitar las causas que hoy producen la "actual crisis terminal" que vivimos en el país, es decir cambiar las dominantes reglas del juego social, económico y cultural que enriquecen solo a unos pocos... Es fundamental un seguro universal para paliar la pobreza en momentos de crisis terminal como la que vivimos dado que acuerda derechos allí donde hay necesidades. Pero si ese seguro no es capaz de contribuir a un proceso redistributivo distinto al actual debe ser visto como necesario pero no es suficiente.

¿Es imposible crear trabajo digno para una población activa de 14.000.000 de argentinos y argentinas? ¿Existe un estado y una clase dirigente, empresarial y social que busquen el bienestar general y luchen por los derechos de todos los ciudadanos? ¿O las dominantes y actuales exigencias de crecimiento, competitividad y competencia del modelo de acumulación son solo posibles para un resto – mas o menos pequeño- mientras el conjunto debe ser asistido o abandonado a la mano invisible del mercado o de Dios ?

No podemos quedarnos solo en los efectos visibles de la actual crisis – hambre, vulnerabilidad, desocupación, desintegración, exclusión- cuando reducimos el tema de la pobreza a la situación de los pobres. La cuestión social no se puede reducir a "casos particulares". Vivimos, como dice Castel un "proceso general de desestabilización de la condición salarial. Es, nada más y nada menos, que el desmoronamiento de las protecciones, que progresivamente habían sido atribuidas al trabajo, lo que da cuenta del aumento de la vulnerabilidad de las masas y de la "exclusión"(6).

Como dice el mismo autor " es de vital importancia recordar que la "lucha contra la inclusión" se realiza también, y sobre todo, mediante un modo preventivo , es decir esforzándose por intervenir de antemano sobre los factores de desregulación de la sociedad salarial, en el corazón mismo de los procesos de producción y de la distribución de las riquezas sociales"(7).

 

3. Crisis de credibilidad y de las instituciones dadoras de sentido. Acción colectiva y la importancia de los medios en una sociedad de la información.

Se vive una profunda crisis de credibilidad fruto del quiebre de instituciones que en otros momentos históricos crearon normas, valores y comportamientos. Así los sindicatos, las iglesias, el proceso educativo, los partidos políticos, los funcionarios del Estado fueron perdiendo "poder de convencimiento" entre la población. Esto ha llevado a un proceso de individuación ( personal y familiar) en la creación de normas y a una total perdida de credibilidad en esas instituciones que en otras épocas crearon sentidos e identidad de largo plazo.

Asistimos a una profunda transformación de las identidades en sectores empobrecidos. Podemos decir , como afirman varios autores, que el riesgo a la caída, a la decadencia, a perder el bienestar simbólico y material adquirido , pasar a ser uno de los principales elementos a tener en cuenta en la construcción de identidades.

Pasamos también de identidades construidas para el largo plazo, heredadas de un tipo de sociedad, familia y relaciones sociales a identidades hechas, realizadas y trabajadas en un continuo proceso de recomposición donde el tiempo deja de ser "siempre o de largo plazo " para transformarse en efímero y actual. El concepto de "identidades verdaderas" o "sanas" o "tradicionales" en oposición a " falsas" o "desviadas" o "modernas" deja de tener sentido en una sociedad donde los actores aparecen en negociación constante y comenzamos a dudar cada vez más de "esencialismos" de clase, de nación , de etnia, de género, de edad o popular.

Es difícil así afirmar que se constituye una familia "para toda la vida" dado que los procesos de hacer y rehacer familias pasan a conformar el universo cotidiano de las relaciones ; no se tiene ya más un "trabajo para toda la vida" donde , en algunas situaciones, era heredado o compartido tanto por padres e hijos ( algunas industrias, las ex.- empresas estatales , funcionariado, etc.); las creencias religiosas que se suponían "cemento" de visiones más amplias también han dejado de ser para "toda la vida" y vivimos hoy ( por su masividad) uno de los proceso de conversión y reestructuración religiosa – a otros cultos o en el propio – más intensos de las últimas décadas; las relaciones de género que han cambiado radicalmente nuestra visión del ser varón, ser mujer y de las múltiples relaciones que se pueden dar entre varón-mujer, mujer- mujer y varón-varón dando nacimiento a múltiples identidades; las identidades políticas viven el mismo proceso donde el identificarse como "peronista, radical, socialista, progresista, conservador " va perdiendo todo significado ante la grave crisis de representación que hoy vivimos en nuestro país y para no ahondar en otras identidades , el propio concepto de "pobres, popular" aparece cuestionado frente a la complejidad de nuestras sociedades y ante una situación de riego y vulnerabilidad ante la cual hoy casi la mitad de todos los habitantes de la Argentina son considerados como "pobres" según su nivel de ingresos.

Frente a estas recomposiciones, son los medios de comunicación de masa, en especial la radio y la TV, los que tienen la posibilidad de recrear esos "sentidos comunes" y la creación de nuevas hegemonías culturales. Medios que se convierten , en una sociedad mediática y de la información, en un canal privilegiado de lucha por el control de la hegemonía y por la implantación del disciplinamiento social.

El nuevo instrumento objetivo de simplificación de ideas y de control del tiempo dejo de ser el templo, la fábrica o el periódico o la radio para ser la televisión.

La cotidianeidad marcada hasta la revolución industrial por las campanas del templo pasa luego al sonido de la fabrica marcando entradas y salidas y hoy es regulado por los horarios de noticieros o programas especiales de la TV-

La meta de la TV es así retener audiencias diferentes y con expectativas disímiles. Con el correr de los años- y fruto también de la concentración de medios y relación con empresas nacionales e internacionales- se va dando una complementariedad entre la estructura de la dirigencia de los partidos políticos y de los funcionarios del gobierno y el modo de operar de ese medio audiovisual. Desaparece toda regulación estatal y democrática sobre los medios.

No hace falta hacer una lectura meticulosa de muchas de las criticas a la política partidaria para captar detrás de ellas un claro cuestionamiento a la vigencia de las instituciones representativas del régimen democrático. El sentido común propalado por los medios muestra que el estado es un gasto, que la política es un costo, y que la educación, la ciencia y la cultura no son rentables.

Este proceso va acompañado por un profundo quiebre en las normas, valores y expectativas que dominaron durante la vigencia de la sociedad salarial. Consignas como "el que se vayan todos" muestra esta realidad compleja y confusa, donde la antipolítico se mezcla con el antiestatismo, dando lugar a la aparición de "virtuosos no contaminados" como empresarios, periodistas, clérigos, técnicos, militares que hacen , también, suyo ese tipo de discurso. El mesianismo y el recurso a lideres milenaristas no encuentra por el momento eco, encontrándose la mayoría de la sociedad enfrentada a sí misma y debiendo buscar soluciones a partir de sus propias posibilidades.

Aparece así el sálvese quien pueda, el tratar de mostrar el escenario social como una lucha de pobres contra pobres, el quiebre de códigos históricos en barrios y villas con respecto a no robar, no matar , no prostituir en esos espacios. La estigmatización y el etiquetamiento hacia el pobre, el extranjero, el diferente, "el negro de la villa" produce situaciones como la del gatillo fácil, la cárcel y la discriminación hacia esos grupos sociales . Por otro lado surgen nuevos liderazgos en relación a bandas de droga, delitos varios, operadores partidarios y nuevos grupos religiosos que debilitan o reemplazan a los anteriores.

Las expectativas de obtener trabajo digno, durable y legal tiende a cero , expandiéndose una infinita cantidad de empleo en negro, no formal, cuenta propia y la búsqueda de la asistencia estatal – vía planes de empleo, trabajar, alimentación ,manzaneras o relación clientelar – como las únicas salidas.

Frente a esta situación de crecimiento de la pobreza y la desocupación, la perdida de referentes e identidades propias del estado de Bienestar y de un tipo de industrialización sustitutiva , numerosos sectores en barrios, villas, amplios sectores de la ciudad y del campo están en un proceso de angustia generalizada.

Un sector al interior de estos grupos se encuentra movilizado y reclamando poner fin al modelo neoliberal . Se trata de sectores movilizados desde hace años, que viene reclamando al Estado y a su dirigencia política un cambio profundo en el actual modelo de acumulación y de la impunidad y desigualdad que el mismo produce. Las movilizaciones de diciembre del año pasado dejaron al desnudo las fortalezas y debilidades de ese tipo de reclamos. Fortalezas por la masividad lograda, por el impacto mediático y por el reconocimiento de las principales causas del empobrecimiento y desocupación, especialmente en lo referido a la complicidad de sectores políticos con financieros , tanto a nivel nacional como internacional.

Debemos dar cuenta de los cambios en la acción colectiva vivida en los últimos meses no como algo espontáneo sino como fruto de un largo proceso de movilizaciones que lleva casi varios años en la Argentina.

Huelgas, puebladas, piqueteros, cortes de ruta, carpas blancas, movilizaciones, paros... han estado presente estos últimos 10 años. No son solo el fruto de problemas sociales o económicos sino tienen que ver también con procesos culturales y con formas de reclamo aprendidas en repetidos enfrentamientos con el estado y con su relativo éxito o fracaso. Las maneras en que la gente formula sus reclamos tiene que ver entonces con su experiencia tanto política como religiosa ( muchas de las movilizaciones colectivas en barrios y sectores empobrecidos cuenta con una amplia red de grupos religiosos que la apoya y sostiene) y con la cultura de la acción colectiva.

Las protestas no surgen sólo del hambre o de la globalización. Como dice un autor – Javier Auyero- son " glocales" es decir son el producto de la interacción de fuerzas globales con dinámicas locales, debemos entonces lograr comprender el campo de la protesta desde una radical contextualización de la política beligerante popular (8). Mas que las tomas de fábricas o la protesta de los estatales son los cortes de ruta , es decir otra manera de utilización del espacio público, los que llevan la política a territorios de la "periferia" y colocaron el tema de la desocupación y sus consecuencias en el centro del debate . Situación compleja y ambigua dado que se elude el ir contra empresas e industrias y se va mas contra el estado y sus políticas.

El mismo autor (citando a C. Tilly ) utiliza el concepto de " repertorio de acción colectiva" para identificar al " un conjunto limitado de rutinas que son aprendidas, compartidas y ejercitadas mediante un proceso de selección relativamente deliberado"(9). Estos repertorios son creaciones culturales aprendidas que no descienden de una filosofía abstracta ni del espíritu del pueblo sino que emergen de la lucha, de las interacciones entre ciudadanos y estado. Los que protestan forman una red de actores con creencias mas o menos compartidas y formas de lucha aprendidas en el tiempo y en organizaciones diversas que debemos seguir investigando a fin de conocer y discernir .

Debilidades ante la necesidad de articular piquetes, sindicatos, asambleas barriales, movimientos sociales varios, pobres de larga data, nuevos pobres, vulnerables, pobres de puertas adentro, desocupados con experiencia laboral, personas sin trabajo con diversas capacitaciones , jóvenes sin trabajo y sin educación, y amplios sectores en riesgo de perder sus bienestar que poseen múltiples ideas, visiones y representaciones del porque de esa situación y de los diversos cómo para enfrentarse. Es decir una heterogeneidad que exige un basto movimiento social, cultural, político que logre encantar y dar sentido a individuos, grupos, actores sociales y movimientos varios con historias, situaciones presentes y proyectos distintos donde el valorar la riqueza de dichas diversidades y pensar en identidades múltiples puede ser una de las salidas a la actual crisis terminal que hoy vivimos.

No debemos perder de vista también que la prolongación de la crisis lleva , tarde o temprano, y especialmente entre aquellos que viven o creen vivir o suponen vivir en situaciones de riesgo permanente, a la búsqueda de algún tipo de "orden" para finalizar con el actual estado de "desorden" en las cosas.

Frente a la necesaria profundización de la democracia y de los derechos de ciudadanía que hoy es imprescindible para crear nuevos espacios de libertad, avanzar en la lucha contra la impunidad y cambiar la actual distribución de la riqueza , también crece un discurso "autoritario", de "mano dura" , "de nacionalismo autoritario" , de exigencia de poner fin a la actual anomia y de falta de autoridad social que lleva a la actual pobreza, que no duda en predicar una necesaria "limitación de la vida democrática" si eso deja amplia libertad al mercado a fin de producir cambios en la estructura económica.

Nada ni nadie nos puede garantizar el futuro que tomará la solución de la actual crisis terminal. La lucha por crear un "otro sentido común" que ponga en duda las "verdades neoliberales" está en proceso de redefinición. Lo importante será que los amplios y heterogéneos sectores empobrecidos junto a aquellos que aún conservan mayores capitales culturales, sociales y económicos y desean construir una sociedad más solidaria y menos impune puedan ser sujetos activos y creativos en la construcción de esos consensos.

 

Notas

1. Tema trabajado con extensión y claridad por Eduardo M. Basualdo en varios textos. Ver: Eduardo Basualdo, Concentración y centralización del capital en la Argentina durante la década del noventa, UNQ-Flacso-Idep: 1999.
2. Sobre las profundas transformaciones del campo religioso, especialmente en el Gran Buenos Aires: Esquivel-García-Hadida-Houdin, Creencias y religiones en el Gran Buenos Aires- El caso de Quilmes, UNQ: 2001.
3. Clarín, 11 de junio de 2002, pág. 7.
4. Clarín, 19 de junio de 2002, pág. 25.
5. Temática analizada por Ulrich Beck, Vivir nuestra propia vida en un mundo desbocado: individuación, globalización y política en Giddens-Hutton, En el límite. La vida en el capitalismo global, Kriterios: Barcelona, 2001. Un análisis para América latina de esta población de riesgo , mostrando las diferencias nacionales a la hora de implementar políticas sociales en Perez –Mora, El riesgo de la pobreza. Una propuesta analítica desde la evidencia costarricense en Estudios sociológicos de El Colegio de México, nº 57, 2001, México.
6. Castel, R. "Las trampas de la exclusión" en Pobres, pobreza y exclusión social, CEIL¸/CONICET, Buenos Aires, 2000.
7. Ibid, pp. 261.
8. Javier Auyero, La protesta. Retratos de la beligerancia popular en la Argentina democrática, Buenos Aires: Libros del rojas, 2002. 9. Ch. Tilly, How to detect, describe and explain repertoires of contentions, The working papers series (Working paper nº 150), New Scholl for Social Research, 1-42, 1992 citado por J. Auyero, op.cit.

wpe9.jpg (18734 bytes)

 

wpeA.jpg (17060 bytes)

 

wpeB.jpg (20126 bytes)

 

wpeC.jpg (18108 bytes)

 

wpeD.jpg (31929 bytes)

 

wpeE.jpg (20360 bytes)

 

wpeF.jpg (20360 bytes)

 

 

Tasa de Desocupación específica por edad. Región: Gran Buenos Aires.
Período: 1974-2001

Onda Total Total Edad
General 15 a 64 años 15 a 19 años 20 a 34 años 35 a 49 años 50 a 64 años
1974:1 4.2 . . . . .
1974:2 2.4 2.4 8.1 2.3 1.6 1.3
1975:1 2.4 . . . . .
1975:2 2.8 . 11.9 2.7 1.4 0.9
1976:1(n) 4.8 . . . . .
1976:2 4.0 . 11.7 4.6 2.1 2.0
1977:1(n) 3.4 . . . . .
1977:2 2.3 . 9.1 2.1 1.5 1.1
1978:1(n) 3.9 . . . . .
1978:2 1.9 . 6.6 1.7 1.2 0.9
1979:1(n) 2.0 . . . . .
1979:2(n) 2.1 . 3.7 2.2 1.0 2.4
1980:1 2.3 2.3 7.9 2.4 1.0 1.7
1980:2 2.3 2.2 6.8 2.5 1.5 1.2
1981:1 4.1 3.8 10.9 4.0 2.6 2.9
1981:2 5.0 5.0 14.2 5.1 3.5 3.9
1982:1 5.7 5.7 21.1 6.1 3.1 3.7
1982:2 3.7 3.7 10.7 3.9 3.0 2.5
1983:1 5.2 5.2 18.1 5.4 3.1 3.7
1983:2 3.1 3.2 12.2 3.8 1.4 1.6
1984:1 4.1 4.2 9.5 5.1 2.3 3.6
1984:2 3.6 3.6 13.5 3.6 2.4 1.6
1985:1 5.5 5.4 17.3 6.1 3.2 3.1
1985:2 4.9 4.8 17.9 4.8 2.6 3.9
1986:1 4.8 - - - - -
1986:2 4.5 4.4 13.6 4.3 3.1 3.5
1987:1 5.4 5.2 17.0 6.0 3.0 2.9
1987:2 5.2 5.1 15.4 5.4 3.4 3.5
1988:1 6.3 6.2 19.9 6.9 3.6 3.7
1988:2 5.7 5.6 17.5 6.3 3.6 3.3
1989:1 7.6 7.7 22.9 8.4 4.4 6.1
1989:2 7.0 7.1 21.5 8.3 4.3 4.4
1990:1 8.6 8.6 23.7 10.3 6.0 4.7
1990:2 6.0 6.0 19.7 6.3 4.1 3.7
1991:1 6.3 6.5 15.4 7.6 4.0 5.1
1991:2 5.3 5.3 17.1 5.5 3.7 3.2
1992:1 6.6 6.7 16.5 8.1 4.7 3.4
1992:2 6.7 6.7 16.3 6.7 4.4 6.7
1993:1 10.6 10.6 24.5 10.5 7.4 10.9
1993:2 9.6 9.8 29.0 9.9 7.8 5.9
1994:1 11.1 11.0 30.5 10.1 8.1 9.4
1994:2 13.1 13.0 34.1 12.3 9.3 11.9
1995:1 20.2 20.2 51.8 19.5 14.7 16.7
1995:2 17.4 17.3 41.8 16.9 13.2 15.6
1996:1 18.0 18.1 41.3 18.3 13.7 16.4
1996:2 18.8 18.9 47.3 19.0 14.3 15.6
1997:1 17.0 17.1 42.4 17.1 13.3 14.2
1997:2 14.3 14.3 36.7 15.2 10.6 12.0
1998:1 14.0 14.1 35.9 14.4 9.9 13.4
1998:1' (1) 14.1 14.1 34.5 14.8 10.6 12.2
1998:2 13.3 13.3 34.6 13.3 9.9 12.2
1999:1 15.6 15.4 35.9 17.1 11.1 13.2
1999:1' (1) 15.3 15.4 35.8 16.8 12.2 12.9
1999:2 14.4 14.5 29.6 15.8 10.8 14.2
2000:1 16.0 16.1 45.0 17.8 11.6 12.9
2000:2 14.7 14.7 34.0 16.6 11.9 11.2
2001:1 17.2 17.3 43.0 18.5 13.3 15.1
2001:2 19.0 19.2 39.2 22.1 14.1 17.1

Nota: Las tasas de desocupación por edad tienen coeficientes de variación entre 10 y 20%.
Fuente: Elaboración propia del CEIL/PIETTE en base a la EPH del INDEC

 

Tasas de Actividad, Empleo, Desocupación y Subocupación demandante y no demandante. Región: Total de Aglomerados Urbanos Período: 1974-2001

 

Onda

Actividad

Empleo

Desocupación

Subocupación

Desocupación +

         

Subocupación

1974:1

40.6

38.6

5.0

5.4

10.4

1974:2

40.1

38.7

3.4

4.6

8.0

1975:1

40.0

38.6

3.5

5.3

8.8

1975:2

39.7

38.2

3.8

5.4

9.2

1976:1

39.9

37.8

5.2

5.3

10.5

1976:2

38.7

37.0

4.4

5.3

9.7

1977:1

38.8

37.3

3.9

4.1

8.0

1977:2

38.6

37.6

2.7

3.8

6.5

1978:1

38.8

37.2

4.2

5.5

9.7

1978:2

39.0

38.1

2.3

3.8

6.1

1979:1

38.2

37.2

2.6

3.9

6.5

1979:2

38.4

37.5

2.4

3.6

6.0

1980:1

38.3

37.3

2.6

4.5

7.1

1980:2

38.5

37.5

2.5

5.8

8.3

1981:1

38.5

36.9

4.2

5.0

9.2

1981:2

38.3

36.3

5.3

6.0

11.3

1982:1

38.2

35.9

6.0

6.7

12.7

1982:2

38.5

36.7

4.6

6.4

11.0

1983:1

37.4

35.3

5.5

5.9

11.4

1983:2

37.3

35.8

3.9

5.9

9.8

1984:1

37.8

36.0

4.7

5.4

10.1

1984:2

37.9

36.2

4.4

5.9

10.3

1985:1

37.9

35.5

6.3

7.5

13.8

1985:2

38.2

35.9

5.9

7.1

13.0

1986:1

38.6

36.3

5.9

7.7

13.6

1986:2

38.7

36.7

5.2

7.4

12.6

1987:1

39.5

37.1

6.0

8.2

14.2

1987:2

38.9

36.7

5.7

8.5

14.2

1988:1

38.7

36.2

6.5

8.9

15.4

1988:2

39.4

37.0

6.1

8.0

14.1

1989:1

40.2

36.9

8.1

8.6

16.7

1989:2

39.3

36.5

7.1

8.6

15.7

1990:1

39.1

35.7

8.6

9.3

17.9

1990:2

39.0

36.5

6.3

8.9

15.2

1991:1

39.5

36.8

6.9

8.6

15.5

1991:2

39.5

37.1

6.0

7.9

13.9

1992:1

39.8

37.1

6.9

8.3

15.2

1992:2

40.2

37.4

7.0

8.1

15.1

1993:1

41.5

37.4

9.9

8.8

18.7

1993:2

41.0

37.1

9.3

9.3

18.6

1994:1

41.1

36.7

10.7

10.2

20.9

1994:2

40.8

35.8

12.2

10.4

22.6

1995:1

42.6

34.8

18.4

11.3

29.7

1995:2

41.4

34.5

16.6

12.5

29.1

1996:1

41.0

34.0

17.1

12.6

29.7

1996:2

41.9

34.6

17.3

13.6

30.9

1997:1

42.1

35.3

16.1

13.2

29.3

1997:2

42.3

36.5

13.7

13.1

26.8

1998:1

42.4

36.9

13.2

13.3

26.5

1998:1' (2)

42.0

36.5

13.2

13.7

26.9

1998:2

42.1

36.9

12.4

13.6

26.0

1999:1

42.8

36.6

14.5

13.7

28.2

1999:1' (2)

42.3

36.2

14.5

14.9

29.4

1999:2

42.7

36.8

13.8

14.3

28.1

2000:1

42.4

35.9

15.4

14.5

29.9

2000:2

42.7

36.5

14.7

14.6

29.3

2001:1

42.8

35.8

16.4

14.9

31.3

2001: 2

42.2

34.5

18.3

16.3

34.6

Fuente: Elaboración propia del CEIL/PIETTE en base a la EPH del INDEC

 

wpe10.jpg (21424 bytes)


wpe11.jpg (15699 bytes)

 

wpe14.jpg (20922 bytes)

 

wpe12.jpg (19770 bytes)

 

wpe13.jpg (28098 bytes)

 

 



       Portada y Contenido/Cover and Contents 
Instrucciones para los autores /Instructions for Authors  
Consejo Editorial/Editorial Board

 



Theomai: palabra de origen griego que significa ver, mirar, contemplar, observar, pasar revista, comprender, conocer
Theomai is a word of greek origin wich means: to see, to contemplate, to observe, to understand, to know

theomai@unq.edu.ar


Revista Theomai es una publicación de la Red de Estudios sobre Sociedad, Naturaleza y Desarrollo
Theomai Journal is published by  Society, Nature and Development Studies Network
Coordinadores/Coordinators: Guido P. Galafassi, Adrián G. Zarrilli

Universidad Nacional de Quilmes